Italia 90. El penal de Argentina-Alemania: qué diría el VAR de la jugada más polémica del Mundial

Luego del penal sancionado por Edgardo Codesal, Andreas Brehme convierte y festeja con una voltereta. Lo acompaña Jürgen Klinsmann.
Luego del penal sancionado por Edgardo Codesal, Andreas Brehme convierte y festeja con una voltereta. Lo acompaña Jürgen Klinsmann. Fuente: LA NACION
Alejandro Casar González
(0)
8 de julio de 2020  • 08:00

Faltaban apenas seis minutos para el final de la final. Alemania jugaba con un hombre más por la expulsión de Pedro Damián Monzón y la Argentina se encomendaba a las manos de Sergio Goycoechea, consagrado como el atajapenales de Italia 90. En eso, Rudi Völler se escabulló en el área apareado con Roberto Sensini. El argentino apoyó su rodilla en tierra para asegurar su posición. Völler trastabilló y cayó. Silbato en la boca, el árbitro mexicano Edgardo Codesal no dudó: levantó el índice de su mano derecha y señaló el punto penal.

Toda la Argentina protestó. No había intercomunicador y el VAR ni siquiera estaba en la imaginación de la FIFA. El árbitro debía decidir en fracción de segundos. Solo. Para millones de argentinos, decidió mal. Ese penal, convertido por Andreas Brehme, le dará el título a los europeos. A treinta años de aquel torneo, ¿qué hubiera pasado si Codesal hubiera tenido asistentes de VAR?

El penal que todavía se discute

"Yo no tengo dudas: es penal por la imprudencia del defensor", dice Ángel Sánchez, actual número dos de la Dirección Nacional de Arbitraje, que coordina Federico Beligoy, y representante argentino en el Mundial de Japón y Corea del Sur, en 2002. "Cuando no hay certeza clara de una definición (y ese es el caso de la jugada entre Sensini y Voller), el VAR puede convocar al árbitro principal, pero siempre termina decidiendo él, que es la autoridad máxima. Pese a una hipotética revisión, Codesal mantendría su decisión, que fue cobrar el penal para Alemania", agrega Sánchez.

Las reglas de antes y las de ahora

Otro ex árbitro, Miguel Scime, aporta una mirada diferente. "La jugada de Sensini se determina por la intencionalidad, que era el criterio usado en el Mundial del 90. Si el árbitro ve que no hay intención, no la sanciona. El defensor argentino no tuvo intención de hacer falta y Codesal se equivoca", explica el actual director del Instituto de Árbitros de Fútbol (IAF) y asesor de FIFA. En este caso, si hubiera habido VAR en el torneo de Italia, los responsables de esa herramienta hubieran revisado la jugada. Primero, lo harían en silencio. Y más tarde, una vez que se pusieran de acuerdo en la existencia de un "error claro y manifiesto" en la decisión arbitral, lo habrían convocado a una revisión en cancha.

El árbitro mexicano siempre estuvo seguro de su decisión, por lo que lo más probable sería que se negara a esa posibilidad. En caso de aceptarla, el reglamento le otorga la posibilidad de refutar las imágenes. Y mantener la decisión tomada en la cancha. Es decir, sancionar penal. Que, según Scime, va en contra de las reglas de la época. Porque lo que se juzgaba era la intencionalidad con la que un defensor (en este caso, Sensini) intentaba obstaculizar al atacante (Völler).

De todas maneras, las reglas se modificaron en 1996. Y el criterio dejó de ser "la intencionalidad" para centrarse en la fuerza aplicada. "Con las reglas de hoy, la jugada de Sensini con Voller sí es penal, porque no se juzga la intención sino la fuerza. Es infracción, por lo que con el reglamento actual, Codesal acierta y el VAR le daría la derecha. Ni siquiera lo llamaría a revisión porque acertó. En definitiva, se adelantó a los cambios que vendrían seis años después", aclara Scime. Así, los asistentes de video verían la jugada con el reglamento vigente y, aunque podrían llamarlo a una revisión, lo más probable es que concuerden con el árbitro mexicano en su decisión. Y ni siquiera lo alerten. Así, siempre según Scime y de acuerdo con las reglas actuales, el penal sancionado que instantes más tarde convertiría Andreas Brehme es un acierto del árbitro mexicano.

Tristeza infinita de Diego Armando Maradona, capitán argentino, en el saludo con Lötthar Matthaus, quien lleva el brazalete alemán, luego de la final de Italia 90.
Tristeza infinita de Diego Armando Maradona, capitán argentino, en el saludo con Lötthar Matthaus, quien lleva el brazalete alemán, luego de la final de Italia 90.

Ese famoso penal, que terminó decantando el partido decisivo de Italia 90 en favor de la Alemania dirigida por Franz Beckenbauer, no fue la única jugada polémica de la final. Hubo otra, de la que incluso aparecieron nuevas imágenes en los últimos días. Se trata de un hipotético penal de Löthar Matthaus a Gabriel Calderón, que había ingresado en el segundo tiempo en reemplazo de Jorge Burruchaga. "A los 78 minutos, cuando el partido iba 0-0, Lothar Matthäus me hizo un penal clarísimo. Me arrastró el pie y caí en el área", protestó Calderón en su cuenta de Twitter. Y acusó a Codesal de privarle a la Argentina una nueva Copa del Mundo. "El árbitro mexicano Edgardo Codesal, por supuesto, no lo cobró. El resto, es historia conocida. Sin embargo, hace unos días, vi por primera vez este video desde un ángulo increíble donde se ve claramente lo que yo reclamé en esa jugada ¡FUE PENAL!", insistió el ex delantero argentino.

El penal no cobrado a Gabriel Calderón

"Ese fue un incidente perdido, en el que el árbitro no dijo nada y el VAR, si hubiera existido, bien podría haberlo llamado para revisarla", recuerda Ángel Sánchez. "No es un incidente no visto. Hay que ver lo que el árbitro relataría de esta situación, para ver si el VAR debe intervenir o no", agrega Sánchez. "Para mí, por imprudencia del defensor, también es penal", asegura.

En este punto, Scime difiere con el árbitro mundialista. Pese a la afirmación de Calderón de que el alemán le arrastra el pie, Scime entiende que quien busca el pie del rival es el argentino. "No hay nada. El que inicia el contacto es Calderón. Es el que lo provoca y el que se tira", explica Scime. Lo cierto es que Codesal no cobró ninguna de las dos. El resto es historia conocida.

El penal a Calderón: Codesal estaba al lado de la jugada
El penal a Calderón: Codesal estaba al lado de la jugada Crédito: captura

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.