Jonás Gutiérrez: "Aprendí a disfrutar de las pequeñas cosas"

Después de 11 años, y tras superar un cáncer, el ex jugador de la selección volvió al fútbol argentino; jugará en Defensa y Justicia
Fernando Vergara
(0)
7 de septiembre de 2016  

“Estoy vivo otra vez, más vivo de lo que había estado en toda mi vida entera - 03/11/14”. Jonás Gutiérrez luce orgulloso un tatuaje en su brazo derecho. La frase es un fragmento de una canción de Eminem. La fecha hace referencia al día en que recibió el alta médica, tras superar un cáncer testicular. “Ya pasaron dos años, por suerte ya está. Ahora estoy con ganas de disfrutar nuevamente del fútbol argentino”, cuenta a LA NACION el Galgo, refuerzo de lujo para Defensa y Justicia .

-¿Cómo vivís el regreso después de 11 años?

Más allá de mi paso por Europa, de jugar en canchas increíbles, siempre se extraña la Argentina. Me encanta este proyecto. Cada vez que preguntaba, me hablaban muy bien del cuerpo técnico y del club. Me entusiasma que Defensa trata de jugar bien al fútbol, sin pelotazos. Es importante el respeto por el buen juego: el año pasado lo hicieron y ahora siguen esa línea.

-¿En qué notás que cambió el fútbol argentino?

-Va creciendo más y más en lo físico, hay mayor contacto. Además, se emparejó mucho. A Boca y a River les cuesta ganar. Cuando yo me fui no era normal ver campeones a otros equipos. Pero en este período tuvieron sus chances Lanús, Banfield, Argentinos, Arsenal y varios que llegaron a instancias finales.

-En el primer encuentro el promedio de edad de Defensa fue de 22 años. ¿Qué podés aportar con tu experiencia?

-Los años ayudan a evolucionar. Con las batallas aprendí a manejarme con tranquilidad en distintas circunstancias y en determinados momentos del partido. Con respeto, podré dar algún consejo. El paso por Europa me enseñó cómo se trabaja con disciplina. Mis compañeros son jóvenes y tienen un largo camino. Tienen condiciones, todo queda en sus manos.

-¿Esperás algo especial en esta nueva etapa?

Tengo enormes expectativas, quiero acoplarme rápido a la línea de juego. Quiero sumar mi grano de arena y para eso tengo que ir día a día, es clave el rodaje con el grupo. No sé si estaré el próximo sábado contra San Lorenzo, lo veremos más cerca del fin de semana.

-¿Por qué no volviste a Vélez?

-Al regresar al país mi intención era jugar en Vélez pero ellos dijeron que no harían más incorporaciones. Se tienen que dar diferentes factores: que el club en ese momento quiera un jugador de mis características, ser aprobado por los dirigentes, por el entrenador… Esta vez no se pudo y ya está.

-¿Cambiaste en algo tras superar la enfermedad?

-Siempre fui de la misma manera. Pero cuando estás en el ambiente del fútbol entrás en una vorágine que te impide disfrutar de las pequeñas cosas. Cuando pasás por un tema delicado como el mío, te hace bajar demasiados cambios, te pone a pensar mucho. Antes perdía un partido y me amargaba, me iba triste. Ahora, en cambio, trato de pensar en qué puedo mejorar. No hay que cargarse de angustia cuando algo es colectivo y no depende de una sola persona. Y este deporte es eso.

-¿Llegaste a pensar qué hubieras hecho si no podías volver a jugar?

-El golpe hubiera sido duro, pero a medida que pasaba el tratamiento nunca bajé los brazos. Soy autoexigente, está en mi sangre ser de esa manera: a los 15 días de terminar la quimioterapia participé de la Maratón de Buenos Aires. Tenía claro que iba a depender de la evolución, de cómo reaccionara mi cuerpo. Y siempre quise volver a ser futbolista, lógico. Si no se daba, me las hubiera rebuscado con alguna actividad deportiva, lo disfruto mucho. Siempre le digo algo a mi preparador físico: el día que cuelgue los botines voy a correr maratones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.