Mirado por todos, Cristiano Ronaldo marcó un gol en el 2-0 de una imparable Juventus