La refundación Pusineri de Independiente: un "equipo pesadilla" y todos "comprometidos con la causa"

Matías Villaviencio, ayudante de campo, y Pusineri observan a los recién retornados Leandro Fernández y Braian Romero.
Matías Villaviencio, ayudante de campo, y Pusineri observan a los recién retornados Leandro Fernández y Braian Romero. Fuente: FotoBAIRES
Rodolfo Chisleanschi
(0)
2 de enero de 2020  • 21:38

"¿Se dieron cuenta de que 2020 tiene las mismas cifras que 2002? Cuidado, a ver si este año damos el batacazo". La conferencia de prensa posterior al primer día de trabajo de Lucas Pusineri al frente de Independiente ya había terminado y el autor del gol que aseguró el último título ganado por el Rojo en el ámbito local no podía evitar echar la mirada 18 años atrás, jugar con los números y darle rienda suelta a la ilusión.

Tampoco podía disimular las ganas, la pasión que se le escapaba por los poros, más o menos como cuando pisaba la cancha y contagiaba entusiasmo en cada carrera. También, la alegría: "Es tan linda esta adrenalina que no tuve más cuando dejé de jugar.".

El cabello cano, único rasgo de los 43 años que marca el DNI, la sonrisa latente y los ojos bien abiertos marcaron el estreno de Pusineri como entrenador en el fútbol argentino. Fue en el predio de Villa Dominico, el punto donde se llevará a cabo la corta pretemporada del Rojo (el domingo 19 de este mes ya estará enfrentando a River, por la Superliga), salvo que en los próximos días pueda encontrarse en los alrededores de Buenos Aires un sitio que reúna dos condiciones básicas: hotel de concentración y cancha en muy buen estado.

Héctor Maldonado, el secretario general de la entidad, se ocupó de las presentaciones y 34 jugadores recibieron al técnico en el campo de juego. Eran los mismos que acabaron 2019 con el pie muy torcido (un empate y dos derrotas), más un puñado de juveniles, Leandro Fernández y Brian Romero, ambos retornados de sus respectivas cesiones. Solo faltaron Pablo Hernández, todavía en período de recuperación por la rotura de ligamentos de la rodilla izquierda, y el volante central Carlos Benavídez, convocado para la selección Sub23 de Uruguay.

El ex entrenador de Cúcuta y de Cali fue presentado a los 35 profesionales por Héctor "Yoyo" Maldonado, el secretario general; a Pusineri le gustaría tener 28 futbolistas.
El ex entrenador de Cúcuta y de Cali fue presentado a los 35 profesionales por Héctor "Yoyo" Maldonado, el secretario general; a Pusineri le gustaría tener 28 futbolistas. Crédito: @Independiente

Camino a la reducción del plantel

"Mi número ideal es 28. Veremos a todos y a partir de ahí delinearemos el plantel con el que vamos a contar", explicaría más tarde el hombre cuya experiencia como director técnico se reduce al Cúcuta Deportivo y Deportivo Cali, en Colombia.

Pusineri sabe bien adónde llega. No solo por haber pasado dos etapas como jugador en la vereda roja de Avellaneda -"me ha tocado estar en momentos muy buenos en esta institución, pero también conozco la otra cara", recuerda-, sino porque conoce la explosiva mezcla de una actualidad económico-financiera que obliga a la austeridad con la urgencia de triunfos y títulos. Las dificultades, sin embargo, no parecen alterarle el gesto ni la tranquilidad.

Pasó al tiempo y, a los 43 años, Lucas Pusineri tiene canas, pero vuelve a Independiente con el cariño intacto de los hinchas que lo vieron campeón en 2002.
Pasó al tiempo y, a los 43 años, Lucas Pusineri tiene canas, pero vuelve a Independiente con el cariño intacto de los hinchas que lo vieron campeón en 2002. Fuente: FotoBAIRES

De pie sobre un lateral de la improvisada canchita de dimensiones reducidas que se convirtió en escenario principal de la práctica inaugural, siguió con atención los movimientos de los suyos. Su ayudante Rubén Tanucci, ex jugador del Rojo, dirigió las acciones de un simulacro de partido de 10 contra 5 en el que el objetivo no fueron los goles sino la exigencia de intensidad máxima. "Tocar y moverse", "cambiar de posición", "ofrecerse para recibir", "presionar", fueron las repetidas consignas.

La dinámica y la intensidad que existen en el fútbol argentino son difíciles de encontrar, pero hay una semejanza con Colombia: el fútbol es uno solo, acá, allá y en cualquier lugar del mundo."
Lucas Pusineri, DT de Independiente

Mientras tanto, otros 15 jugadores realizaban trabajos físicos de coordinación motora junto al psicólogo Carlos Gutiérrez -"lo conocí en Cúcuta y estuvo conmigo en Cali. Hace una tarea con derivación a la neurociencia que resulta muy positiva", explica el técnico-, y los cuatro arqueros se ejercitaban con Leo Díaz, el hombre que cuidaba los tres palos en el campeonato de 2002.

"Quisimos incorporar gente con sentido de pertenencia al club", subraya Pusineri, "y por eso también están Matías Villavicencio (ayudante de campo) y Héctor Galarza (preparador físico). Nos parece que en los últimos tiempos no todo el mundo estaba alineado y creemos que aquellos con pasado en el club valen mucho para dar identidad y unidad. Encolumnados, los grupos llegan más lejos", subraya con énfasis aquel volante derecho que pasó por Almagro, San Lorenzo, River y Platense, dejando siempre buenas sensaciones y recuerdos.

Una charla con Juan Sánchez Miño y otra con Fabricio Bustos inauguraron la rueda de conversaciones individuales. A la vista de todos, sin esconder nada. "Necesito saber en qué estado se encuentra cada uno, qué quieren", dice el flamante entrenador, antes de alargar la definición: "Los que quieran estar en Independiente serán recibidos con mucha alegría, pero tienen que estar comprometidos con la causa de enderezar este barco y llevarlo al mejor puerto posible. La idea es ser felices".

El pasado de jugador y presente de director técnico abrazo al futuro de futbolista: Pusineri y un gesto afectuoso para con Alan Velasco, de 17 años.
El pasado de jugador y presente de director técnico abrazo al futuro de futbolista: Pusineri y un gesto afectuoso para con Alan Velasco, de 17 años. Fuente: FotoBAIRES

Al contrario de lo que ocurrió, por ejemplo, con Sebastián Beccacece, Pusineri sabe que llega al Rojo con crédito suficiente. El aval de su pasado en el club ha creado un fuerte lazo de empatía con una hinchada que lo votó como el preferido en cuanta encuesta se realizó en las últimas semanas, "aunque sabemos que eso quedará automáticamente al margen cuando comience la competencia", acepta el nuevo entrenador. "Tendremos idas y vueltas y habrá que afrontarlas con entereza, con hidalguía, pero sobre todo manteniendo una línea de conducta que ojalá desemboque en la posibilidad de refundar la institución", agregó.

Se buscará un sistema táctico en el que todos puedan rendir en su máxima expresión, moviéndose donde lo hacen de manera cotidiana.""
Lucas Pusineri, DT de Independiente

Las frases se van desgranando durante la charla con los medios, mezclando conceptos, deseos y determinaciones: "No me considero un técnico tacticista. Debe haber un equilibrio sin extremismos, ni muy poco ni tanto que sature al jugador"; "Queremos un equipo que sea una pesadilla para los demás"; "La conducta de los futbolistas es la que hace las diferencias"; "No vamos a traer a alguien para acumular gente sin saber antes qué salidas se van a producir"; "Hay un quiebre entre lo anterior y el futuro"; "Ojalá encontremos la química adecuada entre todos los que pertenecemos a Independiente", dice sin perder la seguridad.

El camino aparece lleno de obstáculos y peligros. A partir del 19 de enero, y en un lapso de tres semanas, Independiente se cruzará con River, Boca, Rosario Central y el clásico con Racing. Pero en el club arrancó la era de Lucas Pusineri, y si es por las ganas y la ilusión que transmite su protagonista, se podría aventurar que asoma una refundación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.