Your browser does not support javascript

Lionel Messi estuvo dos días en Roma y, tras ver al Papa, se volvió a Barcelona