Newell´s festejó el título a pura ovación y tintura