Nunca es tarde: a los 36 años, Germán Lux terminó el colegio secundario en el Instituto de River

Germán Lux saldó una cuenta pendiente
Germán Lux saldó una cuenta pendiente Crédito: @CARPoficial
(0)
22 de marzo de 2019  • 12:09

Debido a la demora no quiere que lo tomen como ejemplo, pero el esmero se valora. Un esfuerzo que tuvo su premio. A los 36 años, Germán Lux se dio el gran gusto de terminar el colegio secundario en el Instituto de River Plate. "Estoy contento, pero no orgulloso de que hayan pasado tantos años para terminar algo tan importante. Me lo debía, quería hacerlo, viví mucho tiempo afuera y hoy me pone feliz", expresó el santafesino.

El arquero había dejado el último tramo de la secundaria cuando empezó a jugar en primera y los viajes que emprendió en su larga trayectoria le complicaron la cursada. Pero en estos días rindió los últimos exámenes y se llevó el título. Nunca es tarde para volver a los libros.

Con 102 partidos como titular en la primera de River, Lux está casado con Natalia Forchino, con quien tuvo a sus hijos, Tomás y Francisco. "La palabra egresado es fuerte, estoy contento. Si el día de mañana mis chicos me lo preguntan les podré decir que terminé el colegio", añadió con una sonrisa.

Formado en las divisiones inferiores de la entidad de Núñez, Lux debutó en primera división el 10 de febrero de 2002, en el triunfo por 3-1 contra Talleres en el Monumental. "La educación es la clave para formarse como profesional, pero sobre todo como persona. Siempre se puede", afirmó el futbolista oriundo de Carcarañá.

Lux recibió las felicitaciones de la entidad millonaria a través de las redes sociales y habló acerca de la necesidad de tener los estudios secundarios completos. "Es importante porque a partir de ahora si quiero realizar alguna otra actividad, otra carrera u otro estudio es obligatorio tener el secundario hecho", remarcó.

Lux aseguró que cuando él era muy chico el colegio resultaba un tema de charla permanente en su familia. En cada mesa, en cada ronda de mate, en cada comida. Así, ante sus padres, el arquero se preguntaba si era una obligación culminar la secundaria. "Eran otras épocas, varias décadas atrás mi papá se fue a trabajar al campo a los 13 años", dice.

Campeón mundial Sub-20 en Argentina 2001 y campeón olímpico en Atenas 2004, Lux tuvo un primer paso en River de 2002 a 2006 antes de regresar en 2017. Su desembarco europeo se produjo en Mallorca, donde alternó entre la titularidad y el banco de suplentes, y luego pasó al Deportivo La Coruña, donde fue titular en las últimas tres temporadas antes de emprender la vuelta a la Argentina. "River es mi lugar. Esta es mi casa, yo había cursado acá en cuarto y quinto año. El tema de tantos viajes por el interior del país no debió haber sido una excusa. El Instituto te otorga muchas posibilidades, a todos los chicos de la pensión les brinda facilidades. Es algo importante para las familias porque los chicos permanecen dentro del perímetro de la institución y les aporta tranquilidad. Es una obligación estudiar, es primordial", finalizó Lux.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.