Racing fue más que Gimnasia y cerró un año irregular con una victoria en la Superliga