El venezolano Salomón Rondón no quiere pensar en Messi: "Nos tenemos que concentrar en nosotros"

Rondón es la figura de la selección de Venezuela.
Rondón es la figura de la selección de Venezuela. Fuente: AFP
Juan I. Irigoyen
(0)
21 de marzo de 2019  • 20:00

MARDID.- No había una hoja de ruta clara. Tampoco demasiado tiempo ni facilidades para la organización. Los cortes de luz complicaron la logística de la selección venezolana, que improvisó una zona mixta en una pequeña sala del hotel en el que están concentrados en Madrid. Se acumulan las cámaras de televisión, mientras que las radios y los medios gráficos se ubican donde pueden. Los muchachos de Dudamel, que van pasando en tandas de ocho, ni se sorprenden de la caótica intención de armar un lugar de trabajo con la prensa. Una vez terminada su ronda, Salomón Rondón, la estrella de la vinotinto, se relaja para atender a LA NACION. Admirador de Marcelo Bielsa (está leyendo "El último romántico del fútbol"), el goleador del Newcastle no pone límites de tiempo.

-En un país que se le juega más al béisbol que al fútbol, ¿vos cómo te enganchaste a la pelota?

-En Venezuela, los niños tienen una tradición de batear las chapitas de las tapas de la botella con un palo de escoba. La idea es intentar pegarle con algo muy fino a otro objeto bien pequeño. No es fácil. Pero, si tenés el timming, después es más fácil pegarle con el bate profesional. Yo jugaba al béisbol, pero nunca me lo tomé demasiado en serio. Sí me gustaba el básquet y el fútbol sala. Y cuando me empezó a picar el bicho del básquet, mi viejo me dijo ya había recorrido mucho en el fútbol. Tenía 14 años y ya había comenzado a jugar en la selección de mi provincia.

-¿Siempre de delantero?

-Bueno, en un momento quise jugar de 10, pero mi viejo me decía que la emoción estaba en el gol.

-¿Mandaba mucho tu viejo?

-Si, pero siempre con buena onda. Me apoyaron mucho, siempre con sacrificio. Mi papá era docente de química. No éramos una familia pobre pero cuando me compraba unos zapatos de fútbol los tenía que cuidar como si fuesen los únicos del mundo. Estoy muy unido a mi familia, es un sentimiento que lo siento vivo y lo necesito para mantener los pies en la tierra.

Rondón es la figura de la selección de Venezuela.
Rondón es la figura de la selección de Venezuela. Fuente: AFP

-La Venezuela en la que te criaste es muy distinta a la de hoy...

-Es complicado, después de 10 años en Europa intento mantener la cabeza acá, pero es difícil por la situación en la que está el país. Intento estar lo más cerca posible. Tanto mi hermano, que es ingeniero agrónomo y vive en Estados Unidos, como yo ayudamos a mis padres que están en Venezuela. Ellos están bien, pero les enviamos siempre cosas.

-¿Qué les envían?

-Cualquier cosa que puedan necesitar, sabiendo que la situación es delicada. Mi mamá y mi papá nos visitan y también aprovechan para llevarse cosas. A mi mamá le gusta el frío, así que en Newcastle está bien.

-Fuiste el fichaje más caro de Las Palmas y de West Bromwich Albion, situación extraña para un jugador venezolano.

-Intento no darle mucha bola, no quiero que eso me coma la cabeza. Sé lo que he trabajado para llegar adonde llegué, pero también sé lo que representa en un país donde se vive mucho más el béisbol y el baloncesto. Creo que soy el venezolano que más dinero hizo en transferencias. Aunque la gente me criticó mucho cuando me fui a Rusia.

-¿Por qué?

-Decían que iba a perder el ritmo. Al final, terminé jugando Europa League, Champions y salí campeón de la liga rusa. Son riesgos que se toman y me fue bien.

Dudamel, el entrenador de la selección de Venezuela, durante una práctica en Madrid, antes del partido contra la Argentina.
Dudamel, el entrenador de la selección de Venezuela, durante una práctica en Madrid, antes del partido contra la Argentina. Fuente: AFP

-Nada que ver a cómo se vive el fútbol en Newcastle...

-No, nada que ver. Newcastle es historia del fútbol. Los hinchas son tremendos, muy fanáticos. Nunca había vivido algo así. La Premier es una liga efusiva, el 25 de diciembre, cuando la gente debería estar pensando en la familia, están pensando en ir a la cancha. Pero es increíble cómo cambia todo fuera del campo. Todos te respetan si estás comiendo en un restaurant, no te molestan para nada. Eso es calidad de vida, a veces querés desconectar.

-¿Tomaba mate con la Flaca Yacob?

-Me le dio a probar, pero no me gustó nada. Es uno de los mejores amigos que hice en el fútbol. Tenemos un grupo de WhatsApp, seguimos hablando muy seguido. Vivimos cosas muy bonitas, también tristes como un descenso. Los sudamericanos lo sufrimos mucho.

-¿Rafa Benítez es tan intenso como dicen?

-Es muy metódico y le gusta trabajar. Yo prefiero un entrenador así, me gusta mejorar y quiero aprovechar del fútbol hasta cuando pueda.

-¿Qué es lo que te llama la atención de Bielsa?

-Tengo muy claro que cando acabe mi carrera quiero ser entrenador. Y Bielsa me parece uno de los técnicos que tiene las ideas más claras, me gustan como juegan sus equipos y me interesa saber lo que piensa y cómo ha sido su historia.

-¿Qué recuerda del empate en el Monumental (1-1, en las últimas eliminatorias)?

-Le sacamos un empate. La pelota la tuvieron ellos todo el partido. Tuvimos una oportunidad y la aprovechamos. Yo había jugado en la Copa América de 2011, pero jugar contra Argentina en el Monumental... Lo que se vive en ese estadio es impresionante. Lo gente aprieta todo el partido.

-¿Más que en Newcastle?

-Sí, el Monumental es más grande y la gente lo vive mucho más. La previa ya es increíble. Te hacen saber lo que es Messi para el fútbol mundial.

-¿Tenían ganas de que Messi jugará este partido?

-Le da un aliciente grande a este partido. ¿Quién no quiere jugar con Leo? Pero nos tenemos que concentrar en nosotros, para encontrar nuestro equipo para la Copa América.

-¿A vos te enseñó a patear tiros libres Dudamel?

-No, no [se ríe]. Él tiraba tiros libres hace 25 años. [le convirtió un gol a Argentina en 1996].

Rondón y algunos de sus compañeros, ejercitándose en el hotel de Madrid donde se aloja la selección de Venezuela.
Rondón y algunos de sus compañeros, ejercitándose en el hotel de Madrid donde se aloja la selección de Venezuela. Fuente: AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?