Huracán no pudo romper el maleficio en Córdoba: hace 28 años que no le gana como visitante a Talleres

Argentina Superliga
  • 0
Talleres de Córdoba

Talleres de Córdoba

  • 0
Huracán

Huracán

(0)
17 de febrero de 2019  • 17:00

Huracán trata de asimilar rápido el estilo que busca darle Antonio Mohamed, aunque el DT no termina de encontrar eco, por el momento, en el rendimiento de los jugadores. En Córdoba volvió a apostar por el sistema táctico que más le gusta, el 3-5-2, pero le cuesta mucho al equipo generar un juego ofensivo y situaciones claras para convertir. Ahí puede encontrarse una de las explicaciones de por qué empató con un equipo alternativo de Talleres, en un partido correspondiente a la 19° fecha de la Superliga. El Globo dejó pasar una chance propicia para romper una racha de 28 años sin ganarle a Talleres en Córdoba: el último éxito fue el 14/12/1990, cuando venció por 2-1.

El local transita un buen 2019, aunque le está dando prioridad a la Copa Libertadores. Tras dar un golpe histórico y eliminar a San Pablo (un gigante de Brasil), buscará ingresar en el Grupo A de River, pero para eso deberá eliminar a Palestino, de Chile, en la próxima instancia. Juan Pablo Vojvoda aplica el recambio, ya que el partido de ida será este miércoles, en el estadio Mario Kempes. Por eso ante Huracán no actuaron Sebastián Palacios, Dayro Moreno, Juan Ramírez y Juan Cruz Komar, entre otros, aunque Moreno y Komar terminaron ingresando en el segundo tiempo (el defensor, por la lesión de Gandolfi).

La particularidad que tuvieron desde lo estratégico Talleres y Huracán fue que ambos técnicos jugaron con línea de 3 en defensa. Paparelli, Gandolfi y Medina (lateral izquierdo reconvertido en central) fueron los elegidos por Vojvoda (con Soñora y Bersano más adelantados, en los extremos); mientras que Salcedo, Mancinelli y Alderete fueron los centrales que ubicó Mohamed, con la tendencia de que sea más una línea de 5 desde el parado en su propio campo, siempre respaldados por los laterales/carrileros Chimino (desde la derecha) y Walter Pérez (por la izquierda). La consigna era esperar en campo propio y salir de contraataque.

Talleres tuvo más la pelota y así intentó asumir el protagonismo, pero careció de claridad. Por ese motivo las chances más claras las tuvo con remates desde afuera del área de Fernando Bersano, una en cada tiempo, y en ambas respondió muy bien el arquero Antony Silva despejando hacia los costados. Pero fue por los costados donde también preocupó Huracán. Avanzó menos, aunque uno de los intentos más peligrosos fue con un centro de Chimino y un cabezazo cruzado de Walter Pérez que el experimentado Caranta mandó al córner. Y otro desborde de Chimino por la derecha finalizó con un centro atrás para la llegada de Barrios, pero apareció justo el líbero Gandolfi con un cruce salvador.

El equipo cordobés, mucho más veloz para realizar las transiciones de defensa-ataque, contó con tres contragolpes de 4 vs. 4, pero no estuvieron finos los habilidosos Soñora y Maroni en la toma de decisiones para finalizar esos avances, la mayoría resueltos con remates desde afuera del área. Gonzalo Maroni, que viene de hacer un muy buen torneo Sudamericano Sub 20 con la selección argentina, por momentos peca de individualista en la resolución de las acciones, abusa del recurso de la gambeta en situaciones en las que arranca muy lejos del arco rival. Y así termina siendo absorbido fácilmente por los volantes adversarios.

Huracán se animó más en la segunda etapa, pero –más allá de un par de chances– no tuvo la claridad en los pases para llegar mejor armado cerca del área de Caranta.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.