Nada es normal en 2020: el US Open tiene como puntero a un debutante, Matthew Wolff, y faltan sólo 18 hoyos

Matthew Wolff tiene una madurez incongruente con sus 21 años; está cerca de ganar el Abierto de Estados Unidos, pero piensa más en su agente, que padece cáncer.
Matthew Wolff tiene una madurez incongruente con sus 21 años; está cerca de ganar el Abierto de Estados Unidos, pero piensa más en su agente, que padece cáncer. Fuente: AP
Alejo Miranda
(0)
20 de septiembre de 2020  • 02:57

Todavía no se vislumbra la normalidad en el golf profesional, el primer deporte en Estados Unidos en retomar la actividad luego de la parálisis provocada por el coronavirus. El particular 2020 sigue dando sorpresas. Tras una magistral actuación el sábado, el joven Matthew Wolff saldrá a jugar este domingo la última vuelta del US Open con dos golpes de ventaja e intentará emular a Collin Morikawa, el campeón del PGA Championship: ganar en su primera presentación en un major. Algo que, específicamente en este certamen, no ocurre desde hace 107 años: el último campeón del Abierto de Estados Unidos en su primera participación se coronó en 1913.

La temible cancha de Winged Foot, sede del 120º US Open, estuvo algo más permisiva en la tercera vuelta que en la segunda. Aun así, los 65 golpes (-5) de Wolff se salen de la norma. En su primera aparición en el torneo más exigente del mundo, hizo cinco birdies en la ida y una vuelta con otro birdie y un bogey, que sumados a los 66 del viernes y los 74 del sábado totalizan 205 (-5) para aventajar por dos a Bryson DeChambeau. "El Bombardero" hizo bogey en el 18 y se privó de ser el único autor de tres vueltas bajo el par (69, 68 y 70), pero por experiencia y juego es la mayor amenaza para el novato.

Bryson DeChambeau todavía se debe una conquista en uno de los cuatro majors; está dos golpes por detrás de la vanguardia.
Bryson DeChambeau todavía se debe una conquista en uno de los cuatro majors; está dos golpes por detrás de la vanguardia. Fuente: AP

Wolff, de apenas 21 años, llegó al PGA Tour la temporada pasada y a un mes de hacerse profesional logró su primer título: el 3M Open de 2019, venciendo por un golpe al propio DeChambeau. En su estreno absoluto en un major, el PGA Championship jugado un mes atrás, terminó empatado en el cuarto lugar. "Haber estado en una situación así me ayuda mucho. Mañana voy recordar aquella experiencia", dijo Wolff. "No se puede descartar a nadie, pero voy a intentar mantener la calma. Es golf: cualquier cosa puede pasar, especialmente en una cancha como ésta".

Winged Foot, el exclusivo campo de Mamaroneck, a sólo 40 kilómetros de Manhattan, volvió a ser protagonista: sólo siete golfistas jugaron bajo el par de la cancha. Con posibilidades también aparecen el sudafricano Louis Oosthuizen (-1), el japonés Hideki Matsuyama y los locales Xander Schauffele y Harris English (par);Rory McIlroy se recuperó con 68 y está +1. Patrick Reed, que punteaba luego de 36 hoyos, se desbarrancó con una vuelta de 77 y quedó a 8 (+3).

Rory McIlroy es uno de los cinco golfistas de menos de 24 años que en las últimas tres décadas eran punteros del US Open después de la tercera rueda, algo en lo cual lo ha igualado Wolff; ahora está séptimo, a seis golpes.
Rory McIlroy es uno de los cinco golfistas de menos de 24 años que en las últimas tres décadas eran punteros del US Open después de la tercera rueda, algo en lo cual lo ha igualado Wolff; ahora está séptimo, a seis golpes. Fuente: AP

Wolff es tan sólo el quinto jugador menor de 24 en los últimos 30 años en liderar el US Open al cabo de 54 hoyos. Los anteriores fueron Ernie Els, en 1994; Tiger Woods, en 2000; Rory McIlroy, en 2011, y Jordan Spieth, en 2015. Todos terminaron levantando la copa el domingo.

"Aunque sería increíble anotar mi nombre en el trofeo del US Open, creo que lo más importante es darse cuenta de lo que pasa alrededor. Mi agente, John, está atravesando un cáncer de estómago que le diagnosticaron hace tres semanas y estuve pensando mucho en él. Eso pone las cosas en perspectiva", dijo Wolff en la conferencia de prensa, evidenciando una madurez inusual para alguien de 21 años. "Lo mejor que puedo hacer es salir a jugar y divertirme, porque lo encanta verme jugar. Pero es un momento horrible".

La misma madurez va a necesitar hoy para los últimos 18 hoyos que lo separan de la gloria. En 2020, nada parece ser normal.

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.