Los Gladiadores cayeron ante Portugal en su quinto partido en cinco días