La eliminatoria más compleja

Fernando Pacini
Fernando Pacini LA NACION
(0)
9 de octubre de 2015  • 22:02

Se terminaron los tiempos en los que las suposiciones se confirmaban en la cancha. Hasta hace algunos años, la Argentina le ganaba a Ecuador en la víspera. Ya no. Nunca antes en las eliminatorias de América del Sur hubo tantos aspirantes en serio a ganar una plaza mundialista. Salvo Venezuela y Bolivia, que parten desde una posición estructuralmente más desfavorable, los demás se ilusionan. Y tienen con qué. Algunos más, otros menos, algunos con más recambio y otros más justos en cantidad. Pero nadie puede firmar más que un par de abdicaciones. El resto compite de verdad.

La explosión del fútbol global y de mercado pone en el intercambio (que sólo tiene una dirección: los de "acá" van para "allá") a futbolistas paraguayos, ecuatorianos, colombianos, chilenos y peruanos, por decenas, en las ligas europeas. Contrastar sus facultades en los torneos más organizados y competitivos del mundo hace tiempo dejó de ser un patrimonio exclusivo de brasileños, argentinos y uruguayos.

Por lo tanto, dar por seguro cualquier triunfo es una tentación únicamente atraída por el recuerdo de un tiempo que pasó. Hace rato que la evolución de muchas selecciones emergentes empezó a adivinarse. Sólo que ahora se manifiesta con más fuerza que nunca.

Los cambios de paradigma no se instalan de un día para otro. No es que en los próximos 20 años Venezuela va a ser campeón mundial. Lo que sí sucede es que las "sorpresas" son más frecuentes. Y cuando una sorpresa se hace rutina, pierde su esencia. Alguna vez, cuando nadie reconocía a Holanda en el mapa futbolístico, primero sorprendió, luego se sostuvo, se instaló, y nunca más dejó un lugar de referencia. Produjo ideas y admiración. Es el caso más radical de una aparición que se volvió potencia.

Haciendo un simple relevamiento en las listas de convocados para esta doble jornada, salvo Paraguay, que apenas tiene cuatro jugadores en Europa, los demás tienen una respetable cantidad de futbolistas jugando con los mismos rivales que Messi, Agüero, Garay, Luis Suárez, Willian, Thiago Silva y tantos otros.

Chile, hoy día una de las dos o tres mejores selecciones del mundo, tiene dos jugadores en España, dos en Italia, uno en Inglaterra, cinco en Alemania y uno en Francia. Colombia tiene 11 "europeos", cinco de ellos en Italia. Ecuador tiene tres en Inglaterra, uno en España, uno en Holanda y uno en Rusia. Y Perú, tres en Alemania, uno en Inglaterra y cinco más en diferentes ligas de segundo orden. En la mayoría de los casos, futbolistas que se mantienen jugando con regularidad.

Este enfoque no tiene ninguna pretensión más que celebrar que la competencia es mejor, que tal vez haya que sufrir un poco más, pero el desafío es estimulante. La Argentina tendrá que jugar más cerca de su techo. Si eso sucede, estará en Rusia holgadamente. Pero ojo que el mundo del fútbol ya no es el que fue: en un mismo día perdieron, la Argentina, Brasil y Alemania, y esto nunca había pasado.ß

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.