La hija de José Luis "Tata" Brown habló sobre la salud de su padre: "Ya no me reconoce"

Crédito: Facebook
(0)
6 de julio de 2019  • 02:34

En una entrevista radial con el programa Tiempo de Radio, la hija del exfutbolista José Luis "Tata" Brown, Florencia, habló sobre la salud de su padre, que tiene 62 años y fue campeón mundial en México 1986. Dijo que el exdefensor, autor del primer gol en la final que la Argentina le ganó por 3-2 a Alemania Federal en el estadio Azteca, se encuentra internado por Alzheimer.

"Empezó a olvidarse, por ejemplo, de dónde dejaba las llaves del auto, o veía un partido y no reconocía a algún jugador, se olvidaba del nombre. A todas estas cosas yo no las vi; eso aparentemente comienza con el tiempo a agudizarse, y, en teoría, hace dos años le diagnosticaron el Alzheimer en la clínica de [el neurólogo Facundo] Manes", dijo Florencia.

La mujer contó que estaba distanciada de su padre cuando se enteró de que padecía de Alzheimer, por medio de su hermano Juan Ignacio. Por eso padre e hija volvieron a acercarse. La relación entre ambos, según dijo ella, se vio afectada por la actual pareja de Brown, que, según Florencia, no mantiene un buen diálogo con ella ni con Juan Ignacio.

Durante la entrevista, la hija de Brown hizo hincapié en la difícil relación que mantienen con aquella. "Desde el día uno tuve todas las diferencias que puedas imaginar [...] Mi padre ha sufrido horrores por las actitudes de esta mujer", manifestó. "Producto de esa relación ha habido muchísimas circunstancias horribles por las que ha pasado mi papá y que me alejaron de él". Sin embargo, contó que logró recomponer las cosas con su padre cuando todavía se ubicaba en tiempo y espacio.

"Hasta hace un mes y medio papá me reconocía, pero ya no. Ahora está internado, en una cama. No controla esfínteres, solo de a ratos pasa a una silla de ruedas. No le veo momentos de conexión en espacio y tiempo y no tiene ningún tipo de independencia", reveló.

Y siguió su relato: "Él ya no puede reconocer, no puede decidir. La enfermedad está avanzada. Si es necesario, voy a llegar a términos legales. Tuve una reunión con la clínica en la que está. La mujer está como única familiar responsable. Hay amigos íntimos que no pueden verlo porque ella se lo niega".

Por último, reclamó: "Yo nunca tuve un diagnóstico en la mano. Yo quiero tener el diagnóstico de su enfermedad. Una vez le pedí a esa mujer los estudios de papá y nunca tuve nada".

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.