Ni Lewis Hamilton ni Sebastian Vettel: el último Gran Premio de la Fórmula 1 del año lo ganó Valtteri Bottas