Abierto de Palermo: los ausentes que tienen que mirar la fiesta desde afuera

Miguel Novillo Astrada, atento a las instrucciones en los palenques
Miguel Novillo Astrada, atento a las instrucciones en los palenques Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Gonzalo Capozzolo
(0)
18 de noviembre de 2018  • 14:39

El Argentino Abierto marca el punto más alto del calendario del polo mundial. Es el torneo en el que cualquier jugador sueña con estar. Ninguno quiere verlo de afuera, y mucho menos si su equipo está adentro y la ausencia es por fuerza mayor. Eso sucedió ayer por duplicado en el partido que jugaron en la cancha 1 de Palermo La Aguada y La Dolfina Polo Ranch . Mientras que La Aguada perdió a Miguel Novillo Astrada , a días del debut, en La Dolfina PR Alejo Taranco quedó afuera por una lesión que venía arrastrando desde el Abierto del Jockey, previo a la Triple Corona. Los dos números 3 y capitanes de sus equipos.

"Imaginate cómo estoy. Qué te pasaría a vos si te juegan tus caballos, juega tu equipo y te toca mirarlo de afuera. No está bueno y me hubiera gustado estar ahí, pero estoy contento por el Negro (De Lusarreta, su reemplazante) y el equipo", sostuvo Taranco después de la victoria por 14-11 de su equipo. Aunque cordial, el uruguayo prefería no hablar para no quitarle protagonismo a sus compañeros.

No es una situación fácil para Taranco. A sus 37 años Jejo, como le dicen, estaba por jugar su segundo Argentino Abierto a la vez que estrenaba sus 8 goles de hándicap. Pero sufrió un duro golpe en el Jockey, que es un abierto de menor valoración y aunque probó jugar un partido en Tortugas y otro en Hurlingham, no llegó a recuperarse.

Alejo Taranco, pensativo al costado de la cancha en Palermo
Alejo Taranco, pensativo al costado de la cancha en Palermo Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

El caso de Miguel es distinto. Tiene 44 años, debutó a los 20, y este es apenas el segundo Abierto que se pierde, el primero por lesión. Una lesión tan reciente que, minutos después de la derrota de su equipo, ya estaba siendo tratado por su kinesiólogo Norman Dionisio. "Voy a probar a taquear la semana que viene, pero me aconsejan que me cure bien, porque sino puedo arrastrar esta lesión y tengo que llegar a Estados Unidos, en enero", comentó el 3 de La Aguada.

¿Qué rol adoptó cada uno desde afuera? Miguel quedó como coach e hizo lo posible para ordenar a su equipo, no solo por el ingreso de Alejandro Muzzio, sino también porque su salida implicó un cambio de puestos ya que Alejandro Novillo Astrada dejó el puesto de 1 para pasar a jugar de 3. "Poné que perdimos por el coach, fue culpa suya", sostuvo entre risas su hermano Ignacio, que no perdió el buen humor más allá de la derrota. En un torneo donde los equipos se organizan con tanta anticipación, perder a un jugador sobre la marcha suele resultar deportivamente catastrófico.

Lo positivo para La Dolfina PR fue que la lesión del oriundo de Paysandú se dio al menos con antelación y el equipo tuvo un poco más de tiempo para reordenarse. De hecho sumaron a Julián De Lusarreta, que jugó Tortugas para Las Monjitas y fue excluido por su equipo después de ese torneo. "Trato de ayudar al Negro. Está mi gente, mis petiseros. Él se trajo tres yeguas y tiene nueve mías que quedaron de base acá en Palermo", explicó. Jejo entiende que la ayuda es fundamental. Primo de David Stirling, se sumó a la organización de La Dolfina junto a Pelón y fue ayudado tanto por él como por Cambiaso, cuando decidió presentarse a la clasificación junto a Diego Cavanagh y Guillermo Terrera.

El año pasado en su debut dieron la sorpresa y perdieron por apenas un gol contra Ellerstina. Ahora, ganaron por primera vez en la cancha 1 y deberán enfrentar a sus mentores de La Dolfina con la ilusión intacta. Para La Aguada, este es el segundo año consecutivo en el que tuvo que adaptarse a los contratiempos. En 2017 perdió a Eduardo antes de la Triple Corona y ahora se quedó sin Miguel para Palermo. Todavía le quedan tres partidos y aunque difícilmente pueda aspirar a una final le quedan tres partidos que serán claves para lograr el objetivo de clasificar a Tortugas el año que viene.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.