Poroto Cambiaso hizo historia: debutó a los 14 años en la Triple Corona del polo

Adolfo "Poroto" Cambiaso en acción, con la bocha dominada; el número 2 de La Dolfina es el polista más joven que ha protagonizado la Triple Corona.
Adolfo "Poroto" Cambiaso en acción, con la bocha dominada; el número 2 de La Dolfina es el polista más joven que ha protagonizado la Triple Corona. Crédito: Sergio Llamera
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
2 de noviembre de 2020  • 14:30

Y llegó el día en que Adolfo "Poroto" Cambiaso marcó un récord sin haber tocado la bocha: hizo su presentación absoluta en la Triple Corona del polo a los 14 años, la menor edad de un protagonista de la serie Tortugas-Hurlingham-Palermo según el registro de la Asociación Argentina de Polo (AAP). En Pilar, el hijo del crack Adolfo Cambiaso compartió con su padre el estreno de La Dolfina en el Abierto de Tortugas, accidentado para el equipo blanco pero que terminó en victoria: 13-4 sobre La Ensenada-La Aguada, por la etapa de cuartos de final.

La Dolfina, cuya formación titular tiene 40 goles de handicap, terminó jugando con 31, porque Poroto (6) sustituyó al fracturado Juan Martín Nero (10) y el brasileño Rodrigo Ribeiro De Andrade reemplazó al desgarrado Pablo Mac Donough (10) y porque durante el partido se lesionó el uruguayo David Stirling (10; aductor derecho) y lo suplió otro debutante absoluto en la Triple Corona, Tomás Fernández Llorente (h., 7). La Ensenada-La Aguada tenía 29 tantos de valorización, por lo que se esperaba que el desarrollo se volviera más parejo. Paradójicamente, se desequilibró más (6-2 para La Dolfina desde entonces).

¿Cómo jugó Poroto? No empezó bien, pero fue mejorando con el correr de los chukkers. Comenzó lejos de las acciones (tocó por primera vez la bocha a los 2m40s) e impreciso en el taqueo y perdió alguna marca, pero fue creciendo en participación y en eficacia. Terminó con tres goles anotados y algo importante: ninguna infracción durante los siete chukkers, a pesar de jugar de número 2, el puesto que conlleva más recorrido y más roce, para obstruir la generación de juego del adversario. "No fue fácil convencer a María", contó su padre sobre la gestión que hizo con su señora para que aceptara que el adolescente participara en la elite mundial del polo. "Pero bueno: Poroto jugó, se sacó un poco de encima los nervios y creo que cumplió. Pero sabe que puede jugar mucho mejor", agregó Adolfo.

Pocas instrucciones, prácticamente ninguna, recibía el chico en los descansos entre chukkers. Apenas se oyó un fuerte "¡vamos, Poroto!" por parte de su papá, como para que se activara más, cuando La Dolfina ya tenía a Fernández Llorente en la cancha y estaba en riesgo su victoria por la paridad de potencial. Ese riesgo se evaporó en seguida, con Adolfo ya como back y pegando lo más largo posible para habilitar a los dos delanteros y debutantes absolutos. Las dos últimas etapas acumuladas resultaron un 6-0 para el ganador.

Una foto que quedará destacada en la carrera deportiva de Poroto Cambiaso: la formación de su estreno absoluto en la Triple Corona, con su papá, David Stirling y Rodrigo Ribeiro De Andrade, como jugador de La Dolfina.
Una foto que quedará destacada en la carrera deportiva de Poroto Cambiaso: la formación de su estreno absoluto en la Triple Corona, con su papá, David Stirling y Rodrigo Ribeiro De Andrade, como jugador de La Dolfina. Crédito: Sergio Llamera

Poroto, que creció mucho en estatura y caja torácica en el último año, todavía es muy delgado, pero no rehuyó el involucramiento en la lucha del mediojuego y hasta tuvo dos fricciones fuertes, en ambos casos con Alfredo Bigatti. En la primera, durante el tercer período, sacó de acción al número 2 con un pechazo y Bigatti cayó como en cámara lenta. El joven Cambiaso lo miró, golpeó la bocha para alejarla y se preocupó por su rival, con el que terminó chocando manos amistosamente. En el chukker siguiente protagonizó otro raspón con el mismo adversario, que casi se cayó de su caballo, y en seguida se saludaron, sin que se detuviera la acción.

La Dolfina se enfrentará este viernes, en la segunda semifinal de Tortugas, con el triunfador de La Dolfina Polo Ranch vs. Los Machitos, el último de los cuartos de final, que comenzará más tarde, a las 16, con el regreso de Mariano Aguerre a la Triple Corona a los 51 años. Todo el certamen tiene lugar en el predio Alfredo Lalor, que tiene en Pilar la AAP.

Poroto y Adolfo Cambiaso se dieron el gusto de jugar juntos por primera vez en el máximo nivel del polo mundial; junto a ellos, el brasileño Rodrigo Ribeiro De Andrade, que suplió al desgarrado Pablo Mac Donough.
Poroto y Adolfo Cambiaso se dieron el gusto de jugar juntos por primera vez en el máximo nivel del polo mundial; junto a ellos, el brasileño Rodrigo Ribeiro De Andrade, que suplió al desgarrado Pablo Mac Donough. Crédito: Sergio llamera

La síntesis de La Dolfina 13 vs. La Ensenada-La Aguada 4

  • La Dolfina: Adolfo Cambiaso VI, 10; Adolfo Cambiaso VII, 6; David Stirling, 10, y Rodrigo Ribeiro De Andrade, 8. Total: 34.
  • La Ensenada-La Aguada: Segundo Bocchino, 6; Alfredo Bigatti, 8; Matías Torres Zavaleta, 8, y Jerónimo Del Carril, 7. Total: 29.
  • Incidencias: a los 4m50s del 4º chukker, Tomás Fernández Llorente (h.) reemplazó a Stirling, lesionado (La Dolfina quedó con 31 goles de handicap).
  • Progresión: La Dolfina, 0-1, 3-1, 7-1, 7-3, 7-4, 10-4 y 13-4.
  • Goleadores de La Dolfina: Cambiaso VI, 4 (1 de penal); Cambiaso VII, 3; Stirling, 2; Ribeiro De Andrade, 3, y Fernández Llorente, 1. De La Ensenada-La Aguada: Bocchino, 3, y Del Carril, 1 (de penal).
  • Jueces: Gastón Lucero y Rafael Silva. Árbitro: Esteban Ferrari.
  • Cancha: Nº 4 del predio Alfredo Lalor (AAP), Pilar.

Adolfo Cambiaso VII no tuvo un buen comienzo de partido, pero fue mejorando con el correr de los chukkers; Jerónimo Del Carril intenta trabarle el taco.
Adolfo Cambiaso VII no tuvo un buen comienzo de partido, pero fue mejorando con el correr de los chukkers; Jerónimo Del Carril intenta trabarle el taco. Crédito: Sergio Llamera

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.