Andrea Panzarini, figura del SIC: "Es incomparable salir campeón en la cancha del CASI"

Un día inolvidable para Panzarini: el festejo del SIC en CASI
Un día inolvidable para Panzarini: el festejo del SIC en CASI Crédito: Rodrigo Néspolo
Andrés Vázquez
(0)
5 de octubre de 2019  • 21:38

Ahí está la copa que acredita al SIC como nuevo campeón del Top 12 de la URBA. También las imágenes clavadas en un rincón del corazón. Se suceden unas a otras. El capitán Marcos Borghi paseando triunfal la bandera tricolor por la Catedral. Se lo ve a Juan Soares Gache dando la vuelta olímpica solo, lejos ya de todos los abrazos. Y al Negro Gastón Arias desafiando nuevos riesgos subido a una de las haches. Ahí están todos, hinchas y jugadores, dándole rienda suelta a un telón perfecto de temporada. Y no es para menos: es la primera vez, desde que se instrumentaron las finales, que sale campeón en la cancha de CASI.

Después de largo ocho años, el SIC mostró la concentración y la contundencia con que hay que afrontar los partidos definitorios para sumar a sus vitrinas el título N° 26. " Salir campeones en la cancha de clásico rival es incomparable. Es hermoso sufrir y ganar así", exclamó Andrea Panzarini, elegido el jugador del partido.

La celebración de este SIC campeón 2019 tiene varios puntos en común con la consagración de 2011, cuando le ganó a Alumni. Sobre todo, por el color de su gente en las tribunas y el triunfo agónico con un drop. Tal vez, las dos únicas diferencias estuvieron en el escenario y en el apellido del héroe. En aquélla Benjamín Madero se puso el traje de superhéroe; ayer fue por obra y gracia de Joaquín Lamas, otro apertura con excelsa pegada.

Panzarini en acción durante el triunfo por 22-19 sobre Belgrano
Panzarini en acción durante el triunfo por 22-19 sobre Belgrano Crédito: Rodrigo Néspolo

"Después de todo lo hecho en el año nos merecíamos salir campeones. Fuimos muy regulares y siempre tuvimos clara la idea de juego. Cuando nos empataron sobre el final se me vino el mundo abajo, pero por suerte saqué ese bananazo y se hizo justicia", dijo Paco Lamas, quien desató la locura de los 3000 hinchas zanjeros en las tribunas.

La fiesta desenfrenada en la cancha del CASI representa el fruto de una campaña excelente: 24 partidos, 19 ganados, 5 perdidos; primero en la etapa regular, 693 puntos marcados y 83 tries a favor. "Somos un justo campeón. Ratificamos todo lo bueno que hicimos durante la etapa clasificatoria", comentó Gastón Arias, autor del único try del SIC.

Ahí está el SIC, como un racimo de felicidad, apretando el corazón, liberando un grito de justicia en el crepúsculo de San Isidro. Festeja como loco lo que ganó en la cancha con actitud, con un planteo inteligente, con el aprovechamiento exacto de sus virtudes. Se ríe y se emociona como hace ocho años no lo hacía. Justo en la cancha del CASI.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.