Andrés Bordoy: una mirada experta sobre el scrum de Jaguares y cómo se puede progresar

Bordoy, una pieza importante en el cuerpo técnico de Jaguares encabezado por Gonzalo Quesada
Bordoy, una pieza importante en el cuerpo técnico de Jaguares encabezado por Gonzalo Quesada Crédito: VillarPress
Santiago Angel
(0)
18 de mayo de 2019  • 23:55

WELLINGTON, Nueva Zelanda.- El enorme triunfo de Jaguares sobre Hurricanes constató que las mejoras se consolidan, que dejan de ser intermitencias para incorporarse a la piel del equipo. Pero nada es perfecto y queda trabajo por hacer en varios aspectos, incluida una bandera histórica del rugby argentino que viene siendo una preocupación en los últimos años: el scrum.

Para eso, para volver a las fuentes, está Andrés Bordoy. El rosarino de 36 años es el entrenador de esa formación en Jaguares, y sabe bien de qué se trata: el rubio -ahora calvo- preparador lleva una vida abocado al empuje ensamblado contra los forwards rivales.

De chico eligió hacer amigos en Duendes, uno de los clubes más emblemáticos del interior. Luego integró los seleccionados nacionales de menores de 19 (2001) y 21 años (2003). Y como profesional se desempeñó en Francia, donde actuó por Brive, La Rochelle y Pau, club en el cual dejó la práctica en 2013.

Fuente: LA NACION - Crédito: VillarPress

El exhooker de un 1.86 metros llegó a tener el honor de vestir la camiseta de los Pumas: integró el proceso previo al Mundial Nueva Zelanda 2011, pero Santiago Phelan decidió llevar al legendario Mario Ledesma y a Agustín Creevy, de gran labor en Pampas XV, campeón de la Copa Vodacom en Sudáfrica. Más tarde, Bordoy participó en la ventana de junio de 2012 frente a Francia en Córdoba y Tucumán.

Ya retirado, en 2014 volvió a Pau. Allí fue entrenador de scrum y asistente físico hasta 2018, cuando recibió un llamado de Gonzalo Quesada, el jefe de Jaguares. Hoy, ocho meses luego, cuenta cómo piensa reconstruir el deteriorado scrum argentino, más allá de la buena producción de esa estructura en el 28-20 de Jaguares en esta ciudad.

-Antes del éxito ante Hurricanes, sobre 11 partidos en el Súper Rugby el pack había ganado 82% de los scrums propios, la menor proporción entre todos los equipos. ¿Qué análisis hacés?

-Si bien es cierto que el número no es el mejor, la progresión sí ha sido buena. En los primeros partidos tuvimos dificultades, pero ya empiezo a ver algunos puntos positivos, como el 100% de efectividad en lanzamientos propios contra Highlanders. En ese partido, salvo por un free-kick en contra, la obtención fue positiva. Frente a Stormers tuvimos un solo mal scrum. Siempre habrá cosas para mejorar. No se da de un día al otro, pero me generan satisfacción los progresos.

-Históricamente, la Argentina tuvo un scrum dominante, con Rodrigo Roncero, Omar Hasan, Marcos Ayerza, Juan Figallo, Patricio Noriega, "Topo" Rodríguez... Pero ha ido debilitándose desde que Ayerza y Figallo salieron de los Pumas. ¿Por qué?

-No lo sé. Sí sé que no tenemos la misma cantidad ni calidad de primeras líneas de épocas anteriores. Creo que influye la estructura física, claramente un tema por trabajar. Estoy muy interesado en ella. De hecho, esta semana me junté con Mike Cron [gurú del scrum neozelandés y de gran ayuda en All Blacks] para intercambiar modos de planificación y de formación de jugadores. Fue un encuentro muy productivo. Surgieron ideas para nuestro problema en el scrum, que serán tratadas con los grupos de entrenadores de la UAR.

-¿Cuánto influye tener pilares tan jóvenes? Según especialistas, los pilares alcanzan su pico cerca de los 30 años.

-No estoy de acuerdo. La cuestión es a qué edad se empieza. Si los jugadores comienzan a nutrirse a los 17 años, a los 20 o 21 pueden participar en el Súper Rugby, pero si la evolución empieza a los 22 o 23 va a llevar más tiempo. Es un aspecto por mejorar. Tienen que iniciar su capacitación más temprano. A los 17 es un buen momento; no antes.

-En la Argentina, los packs pueden empujar solo un metro y medio. ¿Qué impacto tiene eso cuando un jugador del sistema debe enfrentarse con rivales que no tienen restricciones?

-Es un tema que ya se ha conversado en la UAR [desde junio se podrá empujar libremente; la URBA, en cambio, mantendrá la regla hasta el fin de la temporada] y que ha ido cambiando. El sistema actual afecta a la formación del pilar. Aun así, en Jaguares hemos recibido jugadores provenientes de Argentina XV, que sí empujan libremente.

-Hace unas semanas, la UAR anunció a Eduardo Fernández Gill como entrenador nacional de scrum. ¿Cuáles son los objetivos del trabajo conjunto?

-Todavía no nos hemos juntado. Sí tuvimos una reunión todos los entrenadores de forwards y de scrum y marcamos las líneas por seguir. Al estar centrado en Jaguares, no pude dedicarme a otros temas; esta competición es muy intensa y no quiero desenfocarme. Hoy mi prioridad es el Súper Rugby; una vez que termine, habrá más tiempo para trabajar con Eduardo.

El 5º puesto, a salvo en esta fecha

Se completó la 14ª jornada y Jaguares retuvo el lugar. Ninguno de los cuatro resultados de ayer por el Súper Rugby modificó la posición general de Jaguares. Tras 12 partidos, el conjunto argentino se ubica quinto, aunque es el cuarto en puntos (32; con 29 lo supera Brumbies por ser el líder de la Conferencia Australiana). Los tanteadores del día fueron Blues 23 vs. Chiefs 8, Reds 32 vs. Waratahs 40, Lions 38 vs. Highlanders 29 y Stormers 19 vs. Crusaders 19.

El viaje a Australia

Sin más novedades que golpes menores, el plantel de Jaguares se aprestaba a viajar a Sydney, donde el próximo sábado se medirá con Waratahs. La gira por Oceanía se cerrará siete días más tarde, frente a Reds.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.