Deportiva Francesa y un hito que excede al rugby: tiene cancha de césped artificial

La cancha de Deportiva Francesa
La cancha de Deportiva Francesa Crédito: Gentileza Ignacio Pousa
Jorge Búsico
(0)
18 de abril de 2019  • 00:20

Deportiva Francesa festejó sus 106 años el pasado jueves 11 con un acontecimiento que es un hito no sólo dentro del rugby, sino en el deporte argentino: inauguró su nueva cancha de césped artificial, con lo último de la tecnología mundial, y similar a la que tienen dos de los clubes más poderosos de Europa: Saracens, de Inglaterra, y Racing de París. "Esto es un sueño, inimaginable cuando en 1998 a veces no juntábamos 15 para venir hasta acá", celebra Rodrigo Roncero, gloria Puma y uno de los símbolos de este club que costeó el proyecto con el aporte de 110 socios, sin pedir un peso prestado y sin dañar la economía institucional. Hugo Porta , también gloria Puma, actual presidente de Banco Nación y presente en el acto de corte de cintas, asiente cuando alguien le apunta que esto es un milagro dentro de la realidad del país.

Una vista de la flamante cancha del club
Una vista de la flamante cancha del club Crédito: Gentileza Ignacio Pousa

"Nosotros seguimos el lema de Nelson Mandela: Todo parece imposible, pero se hace. Y lo importante es que esto lo hicimos juntos", remarca Alejandro Becerra, presidente de la Depor. El proyecto del club de Del Viso no concluye aquí: una segunda etapa prevé la construcción de una tribuna, vestuarios, gimnasio y un edificio central. "El club está cada vez más lindo", aporta Carlos Alberto Pérez, de 86 años y uno de los que firmó el boleto de la compra del terreno actual en 1958.

Aquella adquisición como esta inversión en la cancha de césped artificial -homologada por ahora sólo para entrenamientos; Roncero estima que este tipo de piso será el futuro en el rugby de alta competencia- siguen los patrones de los fundadores del club, quienes cuando se reunieron un viernes 11 de abril de 1913 en La Minerve, en Venezuela 634, en San Telmo, para fundar Deportiva Francesa, pusieron de sus bolsillos 650 pesos de la época para abrir la primera sede y comprar carnés y camisetas. La experiencia arrancó con varios deportes: boxeo, fútbol -Deportiva Francesa le ganó a un segundo equipo de Boca en 1915- esgrima, tenis, croquet y rugby. Con el tiempo y los cambios de lugares, sólo quedó el rugby, hasta que en estos tiempos se agregó el hockey sobre césped para las mujeres.

Quizá se piense que Deportiva Francesa puede costear una cancha de este nivel porque se trata de un club de gente acaudalada. No es así. Hay una cultura en el rugby de cuidar el club, que suele ser el segundo hogar, y de autoabastecerse a sí mismo. Lo que sí ocurrió especialmente en la última década es que DF se vio favorecido -además de su excelente ubicación, a metros de la bajada de Del Viso de la autopista Panamericana- por la enorme cantidad de barrios cerrados que se construyeron a su alrededor, que le sumaron cientos de chicos y de chicas a ambos deportes. "Yo volví de Europa hace seis años; los primeros cuatro entrené y estos dos últimos estoy en la comisión de rugby. Acá me olvido de las tensiones del trabajo, estoy rodeado de mi familia y amigos y me divierto", agrega Roncero.

Así quedó la cancha de césped artificial de Francesa
Así quedó la cancha de césped artificial de Francesa Crédito: Gentileza Ignacio Pousa

"Siempre me propuse eliminar el barro. A veces era muy difícil llegar hasta acá cuando llovía, y las canchas se nos destrozaban. Lo logramos y, ahora, con esta cancha, todavía más", cuenta Pérez, uno de los tantos símbolos que le siguen dando vida a un club del cual surgieron figuras emblemáticas del rugby como Cacho Martínez Basante -vinculado años a los seleccionados y con un récord: en una misma temporada fue capitán, entrenador y presidente de Deportiva Francesa- y notables Pumas como Enrique Mitchelstein -fallecido hace unos días-, Mario Carluccio, José Javier Fernández, Juan Martín Hernández y el mismo Roncero. Como dicen en su página web, "llegó la revolución francesa con un proyecto de primera".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.