Escándalo en el rugby: Saracens, una potencia europea, desciende por no respetar los topes salariales

Saracens debe afrontar su descenso de la Premiership, la primera división del rugby inglés
Saracens debe afrontar su descenso de la Premiership, la primera división del rugby inglés Fuente: AFP
(0)
18 de enero de 2020  • 18:23

LONDRES (AFP).- Saracens, actual campeón de Europa y de Inglaterra de rugby, descenderá a segunda división al final de la temporada por superar el techo salarial, anunció este sábado la Premiership, el campeonato inglés.

"Al término de las conversaciones con los Saracens sobre su respeto del reglamento sobre el salary-cap, se decidió que desciendan al final de la presente temporada", escribió en un comunicado la Premiership.

El club, ultradominador en la escena europea estos últimos años, había sido penalizado en un primer momento con 35 puntos en la clasificación inglesa y una multa de más de seis millones de euros al inicio de temporada por varias infracciones.

Otros tiempos: en mayo, Saracens celebraba la conquista del campeonato europeo
Otros tiempos: en mayo, Saracens celebraba la conquista del campeonato europeo Fuente: AFP

"La Premiership está dispuesta a tomar medidas fuertes para hacer aplicar los reglamentos que permiten una competición equitativa entre los clubes", indicó en el comunicado su director general, Darren Childs.

El plantel de lujo del equipo campeón de Europa de 2016, 2017 y 2019 cuenta en sus filas con varios subcampeones del mundo ingleses, como el capitán Owen Farrell, Maro Itoje o los hermanos Mako y Billy Vunipola. También juega el argentino Juan Figallo.

Este domingo, apenas horas después de conocida la noticia, Saracens deberá hacer frente al estupo de sus aficionados cuando reciba a Racing de París, en un partido decisivo en la búsqueda de su clasificación a la siguiente fase.

"Como nuevo presidente de los Saracens, reconozco que el club cometió errores en el pasado y pedimos perdón sin reservas", declaró Neil Golding, que se comprometió a "supervisar nuevas medidas de gobierno estrictas para asegurar la conformidad reglamentaria".

El club tenía hasta final de mes para pasar su masa salarial por debajo de los siete millones de libras (8,4 millones de euros) reglamentarios. Una misión que suponía una reducción de 2 millones de libras (2,3 millones de euros) y que se hizo imposible conseguir.

Tenían dos opciones: podían abrir sus libros para una auditoria o podían tomar el descenso. Eligieron descender
Tony Rowe, presidente de Exeter

Por pedido del resto de los clubes, la Premiership le había solicitado a Saracens que expusiera su contabilidad para ser investigada, pese a que el presidente ejecutivo del club, Edward Griffiths, había dicho: "Estamos dentro del límite salarial para esta temporada y para las futuras", según reprodujo la BBC Sports.

En plena tormenta desde las primeras sanciones en noviembre, el expresidente Nigel Wray, cuya inversión masiva en el club desde 1995 había convertido a los Saracens en un gigante europeo del rugby, había anunciado a principios de enero su dimisión.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.