Coronavirus. El tenis y un impacto en ascenso: Roland Garros devuelve la plata de las entradas y Australia duda hasta de 2021

El Australian Open analiza varios escenarios para 2021, incluido el de la cancelación
El Australian Open analiza varios escenarios para 2021, incluido el de la cancelación Fuente: Reuters
(0)
7 de mayo de 2020  • 15:00

La frase de Rafael Nadal, hace unos días, en una entrevista con el diario El País fue elocuente. Hacía referencia al año perdido (para todos) y su escepticismo para volver a jugar en esta temporada. "Ojalá, pero no lo creo. Desgraciadamente... Yo firmo estar listos para 2021. Ojalá. Me preocupa más el Open de Australia que lo que ocurra a finales de este año. El 2020 lo veo prácticamente perdido. Tengo la esperanza de poder empezar el próximo año". El N° 2 del ranking mundial, ganador de 19 Grand Slams y uno de los mejores de la historia, expresaba su ilusión de poder comenzar la temporada 2021. ¿Exagerado?

Más allá de que esta semana ha comenzado el movimiento de los tenistas, al menos en materia de entrenamientos, en algunos puntos de Europa, crece la percepción de que no habrá actividad hasta el año próximo. Y los síntomas se agudizan en esa dirección. Sin ir más lejos, Roland Garros, que tomó la iniciativa y en una decisión unilateral no exenta de polémica modificó su fecha de mayo/junio para septiembre/octubre (después de la tradicional quincena en la que se realiza el US Open), ahora no está tan seguro de poder desarrollar su torneo 2020. Y los organizadores del tradicional Grand Slam francés dieron una sugestiva señal en las últimas horas: anunciaron que comenzará a reembolsar el importe de los tickets adquiridos. Así se lo hicieron saber vía e-mail a los aficionados que compraron sus entradas individuales y por abonos.

Rafael Nadal en acción en Roland Garros, donde ganó en 12 ocasiones
Rafael Nadal en acción en Roland Garros, donde ganó en 12 ocasiones Fuente: AFP

"La situación actual genera demasiada incertidumbre para los eventos que reúnen audiencias de todo el mundo. En espera de la definición de las medidas apropiadas que garantizarán la salud y la seguridad de todas las poblaciones, se ha elegido reembolsar a los espectadores. Les informaremos de la evolución de la situación y de los nuevos métodos vinculados a la venta de entradas para Roland Garros 2020" , señala el mensaje enviado por el torneo a través de las redes sociales. Que, obviamente, empezó a generar intercambios con los usuarios sobre si esas localidades no podían ser utilizadas en caso de que el certamen se realice entre septiembre y octubre.

¿Australia 2021 tampoco?

Pero la historia no concluye ahí. Nadal puso el foco, asumiendo el año perdido, en el primer Grand Slam de 2021, en Melbourne. Y los organizadores del Open australiano, previsores, ya tienen cuatro escenarios planteados. Uno de ellos es el más llamativo: contemplan, incluso, la posibilidad de la cancelación del certamen que debería realizarse entre el 18 y el 31 de enero del año próximo.

"Nunca hemos ocultado que analizamos un cierto número de escenarios. Lógicamente esperamos concretar la mejor de las opciones, que es desarrollar el torneo, pero es importante prever todas las posibilidades", añadió una portavoz de Tennis Australia a la agencia noticiosa AFP.

"Tenemos que mirar todas estas posibilidades, ya que muchas de estas decisiones no nos corresponderán y estarán ligadas a medidas tomadas por el gobierno. Es por ello que debemos tener un cierto número de protocolos preparados para asegurar la salud de todos", señaló esta portavoz. Una de las variantes que se estudia es la de admisión únicamente de espectadores australianos. Y otra, más peculiar, es que los tenistas que provengan del extranjero (la mayoría) pasen un período de cuarentena. Lo que parecería ser un problema mayúsculo quizá no lo sea tanto: muchos de los tenistas suelen participar en competencias previas en Australia o Nueva Zelanda.

Novak Djokovic, ganador del Australian Open 2020, el único Grand Slam que pudo jugarse hasta aquí
Novak Djokovic, ganador del Australian Open 2020, el único Grand Slam que pudo jugarse hasta aquí Fuente: AFP

El tenis mundial está detenido desde marzo, debido a la pandemia de COVID-19, y no podrá reanudarse antes de mediados de julio, según las decisiones de la ATP y de la WTA, que rigen los destinos respectivamente de los circuitos masculino y femenino. Sin embargo, es muy difícil que esa previsión se concrete. Además de la anulación de otros importantes torneos, incluidos los Masters 1000, en materia de Grand Slams Wimbledon ya se canceló, Roland Garros va camino al mismo destino y el US Open, que debe disputarse del 31 de agosto al 13 de septiembre, tomará una determinación final en junio.

Sin actividad. Ranking congelados. Creación de un fondo de ayuda de US$ 6 millones para repartir entre unos 800 jugadores afectados por la inactividad. Incertidumbre respecto de cuándo podrá reanudarse la actividad, más allá de las expresiones de deseos. El tenis transita, como tantas actividades en el mundo, su propio laberinto.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.