Coronavirus. El tenista Guillermo Durán, un malabarista en medio de la cuarentena

Sebastián Torok
(0)
14 de abril de 2020  • 10:00

Guillermo Durán, la Rata Durán –como es conocido en el circuito–, es un tenista tucumano de 31 años, que se potenció en dobles, actual 79° del ranking y cuya mejor posición fue 48° en mayo de 2015 (en singles fue 385°). De la misma generación que Juan Martín del Potro y Leonardo Mayer, Durán ostenta una gran habilidad para hacer trucos cuasi circenses con la raqueta y la pelotita, y también, con el palo de golf, deporte que practica desde chico. La cuarentena por el brote de coronavirus se convirtió en un momento ideal para que Durán exhibiera, en Instagram, sus destrezas con la pelotita de golf. Una de las últimas fue embocando la pelotita en un porta paraguas tras una Gran Willy, en una gran acción que afirma haber practicado sólo "siete u ocho veces".

"La paso mejor jugando al golf que al tenis, eso seguro. Juego cada vez que vuelvo a Tucumán. También juego en Buenos Aires, porque me gusta tanto que no puedo esperar a ir a Tucumán. Un amigo [el tenista Juan Manuel Romanazzi] me enseñó cuando yo tenía 17 años y vivía en La Rioja, teníamos una cancha chiquita, de par 3, cerca de su casa y nos íbamos a jugar. Después me empecé a enganchar muy fuerte, saqué hándicap 5. La fiebre por el golf me agarró a los 20 años. Jugué algunos torneos amateurs. También jugué varias veces en el exterior cuando tenía el día libre: en Kitzbühel, que hay muchas canchas, también en Colombia, Ecuador, Estados Unidos. Soy un fanático. En casa me mato mirando el canal de golf", le cuenta Durán a LA NACIÓN.

Durán no es muy amigo de las redes sociales. Su cuenta de Twitter, @guilleduranATP, no la utiliza desde 2017 y dice haber perdido la clave. La de Instagram, @guillo_duran, sí la conserva activa y desde allí muestra sus malabares: "Algunos me escriben diciéndome si los videos son trucados y yo ni siquiera sé cómo se podrían editar (sonríe). Además, no sería tan tonto de poner uno falso. Siempre me gustó intentar los trucos. Ahora en la cuarentena, como no podía hacer muchas cosas, me puse a pensar y a practicar. Y ya inventé varias jugadas. Algunos golfistas se prendieron y me escribieron, como el Puma [Emilio] Domínguez".

Coronavirus. El tenista Guillermo Durán, malabarista en medio de la cuarentena - Fuente: Instagram

00:22
Video

Nació en San Miguel de Tucumán y heredó el apodo de su padre, Gustavo. "Él jugaba al rugby, era muy rápido, le decían rata. Jugaba en Los Tarcos Rugby Club, en el seleccionado tucumano y en los Pumitas. A mí me dicen Rata por él. Cuando me llevó al club a jugar, sus amigos me decían ratita. Él jugaba al tenis con los amigos los fines de semana, en el complejo deportivo Ojo de Agua, de Atlético. Me llevó, había un profesor y empecé a jugar. Al fútbol no jugaba, nunca me importó demasiado", relata Durán, que llegó a enfrentarse con Del Potro siendo junior. "Fue en la Copa del Café, en Costa Rica, de chicos. Me cagó a palos", sonríe. Se mudó a la Ciudad de Buenos Aires con 18 años.

Durán y los tandilenses Machi González, Mónaco y Del Potro, en los Juegos Olímpicos de 2016.
Durán y los tandilenses Machi González, Mónaco y Del Potro, en los Juegos Olímpicos de 2016.

Fue Gastón "Pulpo" Etlis quien le recomendó a Durán que tratara de especializarse en la competencia de dobles. "Me dijo que pruebe ese camino. Antes los dobles los jugaba sin ganas, no le daba demasiada importancia. Pero mi ranking de singles no era muy bueno, estaba 300 y pico, y probé. Desde hace años que le doy mucha importancia. Es muy estratégico, hay que pensar un poco más como juegan los otros, manda más el saque y la devolución", explica la Rata Durán.

En 2013 ganó el primer título de dobles en el Challenger Tour (tiene 17): fue en Porto Alegre, junto con el tandilense Machi González. A nivel ATP, Durán suma cuatro trofeos: Quito y Marrakech 2016 (con el español Pablo Carreño y Machi González), y Umag y Kitzbuhel 2017 (con Andrés Molteni y el uruguayo Pablo Cuevas).

Admirador del juego de David Nalbandian, pero, probablemente, más del talento de Rickie Fowler, Rory McIlroy y Tiger Woods. Fue sparring del equipo nacional de Copa Davis en 2015 y, en abril de 2018, frente a Chile en San Juan, por el Grupo I de la Zona Americana, tuvo su primera convocatoria (con Daniel Orsanic como capitán; finalmente no jugó). Claro que atesora como una de sus experiencias más valiosos haber participado de los Juegos Olímpicos de Río 2016. "Rio fue increíble".

"El tenis y el golf serán los últimos deportes en volver a la normalidad porque son globales. Para mí, este año no se juega al tenis; para mí. Los países no van a abrir las fronteras fácilmente y el pánico de la gente va a seguir muchos meses", analiza, frustrado. El Abierto de Australia, el challenger de Punta del Este, el Córdoba Open, el ATP de Buenos Aires (alcanzó la final, junto con el cordobés Juan Ignacio Londero) y el ATP de Santiago de Chile fueron los torneos que Durán disputó en esta temporada. Luego llegó la cuarentena. "Me defino como un tipo tranquilo. ¿Qué me hace enojar? Errar un putt para birdie a un metro y medio", vuelve a sonreír, antes de intentar un nuevo truco, sobrellevando la cuarentena lo mejor posible.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.