Usain Bolt: el hombre que se divierte asombrando

Como punta de lanza del poderío que Jamaica estableció en las pistas del mundo, registró 9s58 para los cien metros y acrecentó su leyenda de hombre más veloz de la historia
Juan Manuel Trenado
(0)
31 de diciembre de 2009  

El progreso de las marcas en las pruebas de velocidad del atletismo nunca vivió nada parecido. En el juego de las comparaciones entre deportes suelen surgir opiniones distintas y es difícil establecer quién es el mejor si se mezclan disciplinas. Siempre habrá miradas diferentes, pero hasta en ese sentido Usain Bolt eliminó las discusiones. Es el deportista del año y refutar esa afirmación requeriría de argumentos cercanos a la ficción.

A principios de 2008, se creía que iba a ser muy difícil bajar los 9s74/100 en los 100m, un registro de otro jamaiquino, Asafa Powell. Pero apareció Usain, de la nada, y en mayo de ese año, siendo una cara conocida sólo para los especialistas (hasta entonces no corría los 100m), bajó el registro a 9s72. Entonces empezó otra historia. En Pekín 2008 se esperaba otro golpe y lo dio: 9s69. Ahora sí, "no hay manera de seguir mejorando ese récord", se dijo. Pero él era campeón olímpico y le faltaba ser campeón mundial. Tenía una buena razón para exigirse. Y el 16 de agosto pasado, en Berlín, logró los 9s58. Fue demasiado.

Bolt hizo real lo inconcebible. El trabajo que, por la lógica histórica de la evolución de los récords, le correspondía a no menos de dos generaciones de velocistas, él lo resolvió en poco más de un año. Ya no dejó nada para el resto. Tal vez, ni siquiera para él. Pero además, Bolt corre los 200 metros. Es la prueba que más le gusta. También allí hizo estragos, primero al destrozar una marca de 12 años del norteamericano Michael Johnson (de 19s32 a 19s30), y este año, en el Mundial, lo llevó a 19s19/100.

Su fama a nivel mundial se expresó en sus ganancias. Para empezar, renovó su contrato con la firma Puma hasta 2014, por 6 millones de dólares anuales. Y los organizadores de meetings atléticos que quieran verlo correr los 100 metros en algo más de nueve segundos, deberán asegurarle una garantía de un cuarto de millón de dólares.

Ciertas versiones indican que Usain, con su imagen carismática, genera mucho más que lo que recibe. Y hasta se filtró un rumor que indicaba que una firma china de indumentaria deportiva quería romper su vínculo con Puma para pagarle 100 millones de dólares por cinco años. Otros creen que tal número no existe y sólo fue una maniobra interesada de aquellos que ven cómo Puma se queda con el hombre más veloz de todos los tiempos, pero que además es simpático, de sonrisa fácil, le encanta gesticular y llamar la atención.

En Jamaica es más que una celebridad. El triple campeón olímpico y mundial recibió privilegios diplomáticos y la autopista principal de Kingston lleva su nombre. Curiosamente, la vía en la que sufrió un accidente en su BMW, que le provocó heridas menores en mayo pasado.

Ahora bien, ¿cómo sigue esta historia? ¿Tendrá Bolt deseos de seguir corriendo carreras en las que sabe que nadie puede alcanzarlo? Michael Johnson, el hombre al que Bolt le arrebató aquel récord de los 200m, comentó: "Nadie puede vencerlo en este momento; entonces, ¿de dónde sale la motivación? Tendrá que encontrar un nuevo reto y creo que los 400 metros serán un nuevo desafío para él". Bolt deberá decidir qué hacer. Por ahora se conforma con frases de un bajo perfil que no muestra cuando compite: "En 2010 no tengo grandes campeonatos, así que espero divertirme mucho y enfrentarme varias veces a Tyson Gay. No me importaría perder con él. Ya perdí en 2008 con Asafa Powell; a veces viene bien perder, porque te hace más fuerte". Lleva casi dos años sin perder una carrera, pero si él lo dice?

11 centésimas bajó en Berlín su récord, que databa de los Juegos de Pekín 2008

41 zancadas fueron las necesarias para que Usain Bolt obtuviera la plusmarca que por estos días asombra al mundo; corrió a 10,43 metros por segundo de promedio

El dato. Cuando Bolt obtuvo su record en el Mundial de Berlín, lo hizo con un registro que superó en más de dos décadas las previsiones de la ciencia: los 9s58 estaban programados para ser alcanzados dentro de 22 años, es decir, en 2031.

Dixit

Usain Bolt

"¿Yo, una leyenda? Me dirijo hacia ello. ¿Mejor velocista de la historia? No lo sé. Son los otros los que deben decirlo. Sé que puedo correr en 9s40".
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.