Cuentas. Aconsejan aceptar el monitoreo del FMI