Administrar la escasez o la abundancia

Valentín Videla
Valentín Videla PARA LA NACION
(0)
30 de junio de 2019  

El equipo de diseño de una empresa automotriz tenía el desafío de crear un auto de bajo costo. Fracasaron durante meses; sus estándares de calidad, sus paradigmas de diseño y los materiales utilizados no lograban el resultado que buscaban. Decidieron entonces contratar a un diseñador indio que en tres meses logró presentar un diseño de un auto de bajo costo que enamoró a todos.

El presidente de la automotriz convocó al equipo y les pregunto cómo lo habían logrado. El director de diseño le respondió: "acostumbrado a sus autos de tres ruedas, cuando al diseñador indio le dijimos que el auto podía tener cuatro ¡no lo podía creer!".

Desde hace algo más de diez años (con algún veranito), en la Argentina hay "gusto a poco". Las compañías multinacionales y muchas de las locales han atravesado infinidad de procesos de reestructuración, ajustes recurrentes de sus presupuestos, cierres de plantas, optimizaciones, etc. Se trata de una ecuación muy simple, si el numerador no crece, el denominador debe bajar para que el resultado continúe siendo positivo.

En este ecosistema de escasez es en el que se ha formado una generación de jóvenes profesionales que hoy ya están comenzando a liderar equipos, a tomar decisiones, a construir el futuro de muchas organizaciones.

Estos jóvenes han vivido en la pobreza corporativa, esta pobreza se construyó a partir de la necesidad de compensar las contracciones del negocio en detrimento de planes de desarrollo, inversiones en capacidad instalada, desarrollo de nuevos productos, nuevas oficinas, capacitación. Lo urgente, la demanda de entregar un resultado para sostener una gestión, fue el paradigma de su etapa de formación.

Estos líderes de hoy que han "cableado" su estilo liderazgo en un entorno escaso, yo los llamo "gerentes de denominador". En su gran mayoría, no han transitado etapas de crecimiento bajo modelos mentales de abundancia que potencien la creatividad, ni con muchos espacios para cometer errores a bajo costo político, o diseñar equipos y desarrollar capacidades que los impulsen a ir por más.

Asimismo, muchos de los líderes maduros, han sido cableados en la abundancia; son los "gerentes de numerador". Suspiran recordando las convenciones de las épocas doradas en destinos exóticos, las fiestas de fin de año a todo trapo, los presupuestos abultados para los lanzamientos y los entrenamientos con gurúes del management. Estos lideres aprendieron cómo administrar la abundancia, saben como sacarle el jugo cuando "hay con qué".

Estas generaciones están conviviendo en un mismo ecosistema. Los "gerentes de denominador" focalizan en la eficiencia, no saben invertir porque aprendieron a ajustar. Los "gerentes de numerador", piensan en como crecer, creen que ajustando no se llega a ningún lado.

El desafío es lograr la complementariedad, administrando el presente, pensando en el futuro. El arte del management es administrar los numeradores y denominadores para obtener el mejor resultado de la ecuación. El ingeniero indio tendría que hacer un gran esfuerzo si le pidiesen diseñar un auto de alta gama con presupuesto ilimitado. Gestionar la abundancia no siempre es tan fácil como luce.

Integrante de MR Partners

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.