Columnista invitado. Alternativas claras, resultados aún inciertos