Axel Kicillof y Miguel Galuccio se reunieron con una delegación española para negociar un acuerdo por YPF

Se trata del primer encuentro oficial en busca de una indemnización a Repsol tras la expropiación; participaron un ministro de Rajoy y directivos de la petrolera
(0)
25 de noviembre de 2013  • 18:13

El presidente de YPF, Miguel Galuccio , y el flamante ministro de Economía, Axel Kicillof , se reunieron hoy en Buenos Aires con una delegación española para negociar un acuerdo por la expropiación del 51 por ciento de YPF.

La delegación española está compuesta por el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria; el presidente de la entidad financiera Caixabank, Isidro Fainé, y un equipo de directivos de la petrolera Repsol.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau , no ha asistido a la reunión. En su lugar, la petrolera fue representada por el director general de Exploración y Producción, Luis Cabra; el director general de Operaciones, Nemesio Fernández Cuesta, y el vicesecretario general y coordinador de actuaciones YPF, Miguel Klingenberg.

Fuentes conocedoras de la reunión informaron a EFE que el director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), accionista de Repsol con un 9,5 por ciento del capital, Emilio Lozoya, también participó del encuentro.

De acuerdo con algunos trascendidos, se podría llegar a un acuerdo mañana si es que se pueden arrimar las posiciones en torno de la indemnización que debe abonar el estado argentino por la expropiación, en abril de 2012, del 51 % de las acciones de Repsol en YPF.

Según una fuente, la delegación española va a presentar al Gobierno argentino y a YPF una oferta de compensación por la expropiación de la filial equivalente a 5.000 millones de dólares pagaderos en efectivo o en activos líquidos.

Según la propuesta, Repsol nombraría un banco de inversión "de prestigio internacional" e YPF designaría a otro banco para facilitar el proceso. En caso de discrepancia, se nombraría a un tercero para facilitar el acuerdo. A cambio, Repsol se comprometería a retirar su demanda ante Centro Internacional de Arreglos de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) del Banco Mundial.

Desde la nacionalización de YPF en 2012, Repsol ha reiterado su intención de negociar un acuerdo de compensación, al tiempo que ha emprendido una batalla legal en tribunales argentinos, españoles y estadounidenses, así como en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), contra la petrolera argentina y cuantos han intentado pactar con ella.

El papel de Pemex

La reunión de hoy, la primera cita formal entre las partes que ha trascendido, se produce después de una semana en la que se ha disparado la tensión entre la dirección de Repsol y Pemex, empresa titular de un 9,3 % de su capital e interesada en trabajar con YPF.

La semana pasada, el director general de Pemex cargó contra la retribución de la dirección de Repsol, frente a los pagos que reciben los accionistas y entre rumores de un posible acuerdo con el magnate Carlos Slim para hacerse con el control de la petrolera española.

Sin embargo, según señaló Soria tras reunirse con el secretario de Energía de México, Pedro Joaquín Coldwell, y el propio Lozoya, "ninguno de los dos" le manifestó "ninguna intención de incrementar el porcentaje de capital en Repsol".

En junio, Pemex intentó mediar entre Repsol e YPF al llevar al Consejo de Administración de la petrolera una propuesta de acuerdo, que finalmente fue rechazada por unanimidad al considerarse "insatisfactoria" y "basada en activos sobrevalorados".

La propuesta del Gobierno argentino estudiada por el Consejo de Administración contemplaba crear una sociedad conjunta entre Repsol, YPF y Pemex para explotar el 6,4 % del yacimiento de Vaca Muerta e implicaba la retirada de todos los litigios judiciales abiertos por la empresa española.

Esta sociedad habría estado participada en un 51 % por YPF; en un 47 % por Repsol y en un 2 % por Pemex.

Además Repsol recibiría 1500 millones de dólares en "capital", que tendría que invertir obligatoriamente en la sociedad conjunta para financiar los proyectos de explotación.

En conjunto y según la valoración realizada por YPF, la oferta ascendería a 5000 millones de dólares: 1500 millones de dólares de los bonos y 3500 millones de de la participación en la sociedad.

También es significativa la presencia en la delegación del presidente de Caixabank en representación del banco, que actualmente es el principal accionista de Repsol con un 13 % de su capital.

Agencias EFE, DyN y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.