Banco Central. Con incentivos a los bancos, busca premiar el ahorro en pesos

Luego de subir el rendimiento mínimo de los plazos fijos minoristas, el Banco Central cambió los límites para que los bancos puedan usar depósitos y adquirir Leliq; busca compensar esos rendimientos y evitar una mayor demanda de dólares, mientras la inflación comienza a despertarse
Luego de subir el rendimiento mínimo de los plazos fijos minoristas, el Banco Central cambió los límites para que los bancos puedan usar depósitos y adquirir Leliq; busca compensar esos rendimientos y evitar una mayor demanda de dólares, mientras la inflación comienza a despertarse
Esteban Lafuente
(0)
3 de agosto de 2020  • 16:44

Contener la brecha cambiaria y evitar una mayor demanda dolarizadora es uno de los objetivos que hoy desvela al Banco Central. Más aún cuando la inflación comienza a dar señales de estar saliendo de su letargo, la compra de divisas en el mercado oficial sigue en alza y crecen las expectativas de devaluación en un contexto de incertidumbre por la renegociación de la deuda.

En ese escenario, el organismo que conduce Miguel Ángel Pesce busca generar incentivos para el ahorro en pesos entre los ciudadanos y los bancos, con dos medidas simultáneas y asociadas. Para los primeros, subió la tasa de interés de los plazos fijos y la fijó en un mínimo del 33% anual, mientras que a los segundos les incrementó la posibilidad de comprar Leliq, las letras a siete días que emite el BCRA, por las que paga un 38% de interés.

Así lo dispuso en la comunicación A 7077, publicada el viernes pasado, que establece, entre otras cuestiones, que se amplió el límite para "la posición neta excedente de Leliq" en función de "la diferencia positiva entre el límite para la posición de contado -US$2.500.000 o el 4 % de la responsabilidad patrimonial computable (RPC) del mes anterior al que corresponda, el mayor de ambos- y el promedio mensual de saldos diarios de la posición de contado observada".

Miguel Ángel Pesce, presidente del Banco Central
Miguel Ángel Pesce, presidente del Banco Central Fuente: Archivo

En otras palabras, el BCRA busca incentivar a que los bancos no completen su capacidad de atesorar dólares y que, a cambio, puedan comprar Leliq y recibir por eso un rendimiento en pesos. "Es un incentivo cruzado entre la posición global neta en moneda extranjera y el incremental que pueden usar en Leliq de los encajes", explica el economista Gabriel Caamaño, de Estudio Ledesma.

"El incentivo es que los bancos no usen toda su posición potencial en divisas. Es una forma de buscar incentivar a que los bancos reduzcan su tenencia de dólares contado al mínimo indispensable a cambio de mejorarles el rendimiento que obtienen por sus depósitos en pesos, al colocar un mayor porcentaje de los encajes en Leliq", explica el economista.

De esta forma, el BCRA habilita un incremento en el stock de sus letras a siete días, que solamente pueden ser adquiridas por los bancos y rinden un 38%. Al 30 de julio, último dato disponible, la entidad monetaria tenía en su balance $1,67 billones de estos instrumentos, que además son un instrumento de esterilización: con estas letras, el BCRA retira de circulación pesos que, en los últimos meses, emitió en gran cantidad para asistir al Tesoro.

El Banco Central tenía al 30 de julio $1,67 billones de Leliq
El Banco Central tenía al 30 de julio $1,67 billones de Leliq Fuente: Archivo

"La estrategia tiene una doble misión, porque hace más atractivo los depósitos en pesos y así busca no presionar sobre la brecha cambiaria. Por otro lado, al permitir que se agrande la posición que los bancos tienen en Leliq, permite esterilizar un poco más el mercado para que la emisión monetaria no termine redundando en un incremento en los precios", dice Guido Lorenzo, economista jefe de la consultora LCG.

Con esta disposición, el BCRA completa la cadena de los depósitos. Con más posiciones en Leliq, permite a los bancos generar un mejor rendimiento con los pesos que reciben de sus ahorristas, que al mismo tiempo habían recibido su propio incentivo con un mayor retorno por los plazos fijos. Desde este mes, por decisión de la autoridad monetaria, estos depósitos en pesos deben rendir un 87% de la tasa de política monetaria (hoy marcada por el 38% que pagan las Leliq), que arroja una tasa nominal anual del 33%.

El incremento de los rendimientos para instrumentos en pesos se da, sin embargo, en un contexto de inflación en aumento. Si bien en julio el indicador se habría ubicado unas décimas por encima del 2%, según consultoras privadas, producto de la recesión, el congelamiento de precios y las restricciones a la movilidad, las expectativas marcan una aceleración en los próximos meses, a partir de la flexibilización de la cuarentena y el impacto de la emisión de pesos del BCRA, que en lo que va del año supera los $1,5 billones.

Desde la autoridad monetaria, a su vez, insisten en que este cambio se vincula con el incremento en el rendimiento de los plazos fijos de los bancos y la posibilidad de compensar ese margen frente a los préstamos que entregan las entidades, concentrados en la línea al 24% que impulsó el Gobierno ante la emergencia económica derivada de la pandemia de coronavirus. "Los bancos tienen que dar créditos al 24% y toman plazos fijos al 33%. Lo que se hace es poder constituir Leliq para compensar", aclaran desde el organismo.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.