Balance. Hay escasez de fósforo en el 75% del área de soja

Preocupación por el nivel de nutrición
Preocupación por el nivel de nutrición
(0)
7 de septiembre de 2019  • 02:30

Según cifras difundidas desde Fertilizar Asociación Civil, actualmente alrededor del 75% del área sembrada con soja de primera en nuestro país presenta valores bajos de fósforo (por debajo de 15 partes por millón).

"Es una amplia zona de la Argentina la que se está deteriorando. De todas formas; la verdad es que hacer 55 millones de toneladas de soja con alrededor de 40 kilos de fertilizante por hectárea promedio sigue hablando de una gran eficiencia. Sobre todo si se tiene en cuenta que en países vecinos como Uruguay o Paraguay se necesitan entre 95 y 230 kilos de fertilizante respectivamente. Pero nos estamos quedando atrás y estamos perdiendo rendimiento", destaca el presidente de Fertilizar, Jorge Bassi

Según los cálculos hechos por la entidad, si se reemplazara el actual manejo de nutrición por estrategias recomendadas para altos rendimientos, a nivel país se podría incrementar la producción nacional de soja en 5,6 millones de toneladas. En tanto, a escala de productor, el lucro cesante por el manejo deficitario actual de la nutrición varía entre 14 y 72 US$ por hectárea.

"Me parece que es necesario renovar un poco los conocimientos con los que nos venimos manejando. Porque en soja la fertilización es la tecnología que puede llegar a tener más impacto en el corto plazo", subraya Bassi.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.