Rincón gaucho. Cuando Barracas era parte del campo