Rincón gaucho. El "silencio" de los pueblos fantasma