En Chicago, la soja y el maíz sumaron otra semana bajista

Otra baja para la soja
Otra baja para la soja
Cayeron más del 3,5% en el tercer segmento negativo seguido
Dante Rofi
(0)
3 de agosto de 2019  

Pese a un repunte muy parcial en la última rueda del segmento, los precios de la soja y del maíz completaron ayer la tercera semana bajista consecutiva en la Bolsa de Chicago, con pérdidas que superaron el 3,5%.

La vigencia de condiciones climáticas favorables para los cultivos que se desarrollan en el medio oeste y en la región de las grandes planicies estadounidenses y el recrudecimiento de la guerra comercial entre Estados Unidos y China fueron los factores que extendieron la racha adversa para los precios.

Al cierre de los negocios, ayer las pizarras de Chicago reflejaron mejoras de US$1,19 y de 1,10 sobre los contratos agosto y septiembre de la soja, cuyos ajustes resultaron de 312,41 y de 314,43 dólares por tonelada. En el balance de la semana, estas posiciones resignaron un 3,74 y un 3,71% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de 324,54 y de 326,56 dólares.

En cuanto al maíz, las posiciones septiembre y diciembre repuntaron US$2,66 y 2,75 en la plaza estadounidense, mientras que sus ajustes fueron de 157,28 y de 161,21 dólares por tonelada. No obstante, en el balance del segmento ambos contratos retrocedieron un 3,62 y un 3,54% en comparación con los valores vigentes el viernes anterior, de 163,18 y de 167,12 dólares por tonelada.

A lo largo de la semana las condiciones climáticas no amenazaron el desarrollo de los cultivos de soja y de maíz, dado que las temperaturas estuvieron por debajo de las marcas normales para la época. Esa condición permitió amortiguar un nivel de lluvias que resultó inferior al promedio en los últimos siete días sobre amplios sectores de Iowa, Illinois, Indiana y de Ohio.

Para la próxima semana los climatólogos auguran una normalización de las precipitaciones, en tanto que las temperaturas se mantendrían entre normales a levemente más frías de lo usual sobre la mayoría de las regiones agrícolas estadounidenses.

Y mientras el mercado transita hacia el lunes 12, día en que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) actualizará sus cálculos sobre áreas sembradas 2019/2020 y publicará su reporte mensual con las estimaciones sobre oferta y demanda, los privados comenzaron a difundir sus propias cifras.

Con un rinde promedio de 105,07 quintales por hectárea, la consultora INTL FCStone proyectó la producción de maíz estadounidense en 355,41 millones de toneladas, mientras que para la soja la firma pronosticó un rendimiento de 31,74 quintales y una cosecha de 101,87 millones de toneladas. En su informe de julio el USDA estimó en 104,19 quintales y en 352,44 millones de toneladas las cifras de cereal y en 32,62 quintales y en 104,64 millones los números de la oleaginosa.

Durante la nueva semana se multiplicará la cantidad de firmas que buscarán adelantarse a las nuevas cifras oficiales, en momentos en que la credibilidad del USDA cayó entre productores y operadores por los datos sobre áreas sembradas publicados durante los últimos dos meses.

El otro foco de atención para la próxima semana será, además de la cuenta de Twitter del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la respuesta que llegue desde China al anuncio de un nuevo arancel estadounidense del 10% sobre productos chinos, que entrará en vigor el 1º de septiembre. En los 16 meses que suma la guerra comercial, las amenazas altisonantes de Trump no demostraron ser el medio más eficaz para obtener una respuesta positiva de parte del gobierno de Xi Jinping.

Plaza doméstica

En el mercado local, las ofertas de las fábricas por la soja disponible crecieron de 10.000 a 10.200 pesos por tonelada para la zona del Gran Rosario. Esta mejora respondió en buena medida a la apreciación del dólar frente al peso, que mejoró la capacidad de pago en moneda local de las firmas exportadoras. Durante la semana el peso se devaluó un 3%, al pasar la paridad con la divisa estadounidense de 43,15 a 44,45.

Por soja de la próxima cosecha los interesados propusieron US$235 por tonelada para las entregas en mayo, US$2 más que anteayer. En el Matba Rofex las posiciones noviembre y mayo sumaron 2,20 y 1,70, mientras que sus ajustes fueron de 241,50 y de 240 dólares por tonelada.

Respecto del maíz, la oferta por grano disponible para el Gran Rosario cayó de 6000 a 5900 pesos por tonelada. Frente a este descenso, los negocios se concentraron sobre las entregas en septiembre y en octubre, con un rango de valores que fue de 6050 a 6200 pesos. En Bahía Blanca y en Necochea el cereal se mantuvo estable, en 137 dólares por tonelada.

El maíz de la nueva cosecha se cotizó a US$145 para las entregas entre febrero y abril, con una baja de US$3. Tres semanas atrás, cuando comenzó el derrumbe externo, el grano 2019/2010 se negociaba a US$160.

Por: Dante Rofi
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.