En el sector olivícola son optimistas respecto del nuevo gobierno

José Chediack, presidente del Grupo Phrónesis, en el encuentro de CREA Olivícola San Juan
José Chediack, presidente del Grupo Phrónesis, en el encuentro de CREA Olivícola San Juan
Mariana Reinke
(0)
25 de noviembre de 2019  • 18:00

SAN JUAN.- En el sector olivícola tienen expectativas de que el nuevo gobierno potencie la actividad con foco en el valor agregado. De hecho, destacan que este punto forma parte de la política de la próxima administración.

"Hay un capítulo especial de las economías regionales (del nuevo gobierno) que habla de la importancia del agregado de valor como un factor de desarrollo de la sustentabilidad-país que mantenga el arraigo", dijo en diálogo con LA NACION José Chediack, presidente del Grupo Phrónesis.

Chediack disertó durante el encuentro por los 20 años del CREA Olivícola San Juan , que se realizó en el Centro Ambiental Anchipurac de la capital provincial. El empresario hizo un balance sobre cómo fue la situación para este tipo de producciones durante los cuatro años de Gobierno de Mauricio Macri.

"El panorama fue complicado y las economías regionales, sin compensaciones del Gobierno, dependieron de los mercados internacionales. Se hizo un esfuerzo en desarrollar mercados externos, pero en lo que se refiere a las economías regionales no se logró", señaló.

En este contexto, destacó dos virtudes de las economías regionales. Por un lado, la generación de mano de obra y, por el otro, la posibilidad de la integración de la cadena de valor que tiene la actividad.

"Las economías regionales son un factor estratégico para el desarrollo del país y tienen un papel en el futuro ineludible para la Argentina", remarcó.

"El rol de las economías regionales en el crecimiento integral del país tiene sustento en la consideración que tienen este tipo de producciones, que a pesar de que son bajas, tienen una alta demanda de mano de obra", agregó.

Ejemplificó que, por ejemplo, para generar la producción equivalente a un millón de dólares, en las economías regionales se puede cuadruplicar la cantidad de gente que se necesita versus la producción en el centro agrícola del país.

"Van de 15 personas a más de 30 personas que están asociadas a la generación de ese millón de dólares", señaló al referirse a las economías regionales.

La idea de Chediack es que se elabore un plan nacional para la actividad. "Para tener un país sustentable, con arraigo territorial, debe estar dentro de la agenda del país. Se necesita un plan nacional con una articulación público-privado", remarcó.

"La trayectoria del desarrollo sustentable de la Argentina implica el desarrollo demográfico inverso de lo que fue hasta este momento (hacia los puertos, centros urbanos). Necesitamos desarrollar el interior del país", planteó.

Según datos expuestos por el empresario, los 40 mil millones de dólares que genera el complejo agrícola del centro del país no demanda más del 10% de la mano de obra total argentina. "A su vez, los cuatro mil millones de dólares que exportan las economías regionales abarca un 6% de mano de obra", señaló.

Otro de los datos que el también CEO de Oliovita destacó es que las economías regionales tienen la posibilidad de hacer una integración en la cadena de valor.

Para Juan Pablo Castellanos, pequeño productor y coordinador regional CREA de Valle Cordilleranos, la actividad está en crisis crónica porque los gobiernos solo las tienen en cuenta en las palabras, pero no en la toma de decisiones.

"No se comprende la importancia que tienen las economías regionales respecto a la sustentabilidad social de este tipo de producciones. Necesitamos reglas de juego claras a largo plazo, porque en la mayoría de los cultivos uno siembra pero empieza a cosechar a los cinco años", dijo.

Juan Pablo Castellanos, coordinador regional CREA de Valle Cordilleranos en el encuentro del organismo Olivícola San Juan
Juan Pablo Castellanos, coordinador regional CREA de Valle Cordilleranos en el encuentro del organismo Olivícola San Juan

Igualmente cree que para desarrollar un mercado a largo plazo se necesitan certezas. "No tiene que ver con las retenciones, nuestra preocupación va por la diferencia entre las cotizaciones del dólar oficial y el libre porque los costos se manejan con un dólar libre y la exportación con el dólar oficial", indicó.

La radiografía de un productor regional es de una persona arraigada a la tierra, que plantó un cultivo perenne, con un sistema de riego y desarrolla un trabajo en familia. "Cuenta con otros recursos para poder subsistir y siempre depende de variables externas, como una mala cosecha en un país o un granizo en otro lugar y dólar competitivo para exportar", señaló Castellanos .

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.