Los agronegocios necesitan más recursos humanos

El norteamericano Martin Marshall disertó en la Universidad Austral
Iván Gándara
(0)
1 de diciembre de 2012  

Año tras año las empresas del sector agroindustrial demandan más profesionales para aumentar la oferta tecnológica y la diversificación de los insumos y bienes de capital que necesitan los productores. También existe una demanda creciente de recursos humanos por parte del sector alimenticio y de biocombustibles para trabajar en la transformación, el agregado de valor, la distribución y comercialización de las materias primas agropecuarias.

La tendencia crece hacia producciones o servicios que están antes o después del específico trabajo en el campo. Es por eso que muchos egresados de carreras basadas en ciencias agrarias, cuyo objetivo laboral al inicio era la producción agropecuaria en establecimientos de campo, terminan incorporándose al mercado dentro de compañías que ofrecen tecnologías o servicios para el productor, o bien agregan valor y transformación de la materia prima.

Teniendo en cuenta ese interés, las universidades están ofreciendo carreras con salidas laborales más amplias para un mercado agroalimentario que, además de recursos físicos o influencia financiera, demanda un capital humano con versatilidad empresaria .

En esa línea, la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Austral, que en octubre presentó su nueva Licenciatura en Agronegocios, invitó la semana pasada al Martin Marshall, director de investigación y profesor de la Universidad de Purdue en los Estados Unidos -una de las principales instituciones en agronegocios a nivel mundial- para dar una charla sobre los nuevos desafíos respecto al desarrollo del capital humano en las empresas de la agroindustria. "Las empresas necesitan recursos humanos para un sector en franco crecimiento tecnológico con exigencias laborales más amplias, que pueden abarcar desde conocimientos en comercio internacional hasta macroeconomía, marketing o contabilidad. Las compañías buscan gente con alto espíritu emprendedor y capacidad de gerenciamiento. Para eso, las universidades con carreras especializadas en agronegocios pensamos en aportar profesionalismo, no en técnicas agrarias, que tienen otra aplicación, sino en ciencias empresariales. Esta no es una carrera de ciencias agrarias sino de ciencias empresariales", subrayó Marshall.

El catedrático apunta a la importancia de entender que en el agro el mismo negocio puede ser muy diferente según cuánto se avance en el agregado de valor, cuáles sean las condiciones dadas y cómo se estructure. "Se puede vender cerdos en pie o exportar productos terminados de carne de cerdo; son dos negocios muy diferentes. El 25 por ciento del maíz que produce los Estados Unidos se exporta como carne de cerdo, directamente para consumir. Pero hay que tener en cuenta también que lo que hoy es conveniente hacer de una manera, mañana tal vez haya que cambiarlo totalmente. Mientras un productor de maíz festeja el buen precio que vale el grano, el criador de cerdos se pregunta cómo hará para tener rentabilidad con un maíz a este precio. Y al año siguiente puede ocurrir lo contrario. O un mismo productor puede estar en esas dos circunstancias a la vez; perdiendo a ganando en uno o en otro negocio por separado. Esto ocurre cada vez más, por eso, más allá de las técnicas y los avances para producir hay que tener una visión empresaria para entender los negocios globalmente. Hay que tener cuidado en qué y dónde agregar valor. Son importantes los conocimientos y manejos de la comercialización, hay que gerenciar, tener habilidad en marketing, saber idiomas y entender el mundo, porque quienes hoy están estudiando en las universidades van a vivir en un mundo cada vez más chico", explica Marshall.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.