Solares tradicionales: Estancia La Azucena, en Tandil. Una estancia a la memoria de Emilio de Anchorena