Vicentin. Bloquearon un complejo agroindustrial y el grupo acusa de "complicidad" al gobierno de Santa Fe

No entra materia prima ni salen productos elaborados
No entra materia prima ni salen productos elaborados Crédito: Captura video
Fernando Bertello
(0)
25 de agosto de 2020  • 18:51

El grupo Vicentin tiene todo su complejo agroindustrial de Avellaneda, en la provincia de Santa Fe, bloqueado por una protesta de trabajadores de una algodonera suya que reclaman pasarse del gremio textil a uno aceitero. El grupo apuntó por el conflicto no solo contra quienes llevan adelante esa medida, sino acusó "la inacción y la complicidad de ciertos sectores de las fuerzas de seguridad y del poder ejecutivo provincial".

Hasta hoy, los empleados que están con esa protesta tenían bloqueada desde hace unos dos meses la Algodonera Avellaneda en el Parque Industrial de Reconquista. Sin embargo, ahora llevaron la medida de fuerza hasta el complejo industrial de Vicentin en Avellaneda, donde tiene cinco empresas. La compañía acusó una "intencionalidad política" detrás del bloqueo extendido.

Allí, entre otras, están las plantas de bioetanol, de acopio de granos y de alimentos balanceados del grupo, a las cuales no están ingresando materia prima ni tampoco salen productos elaborados.

En diálogo con LA NACION, Héctor Vicentin, director de Algodonera Avellaneda, señaló que el bloqueo lo están realizando por la mañana porque es cuando más movimiento hay en el complejo. Agregó que ya se hicieron denuncias policiales por esto y ratificó que la firma no puede hacer el pase de empleados al gremio aceitero.

"La modalidad es molestar por la mañana, cuando hay más movimiento. Es un perjuicio considerable. Están empeñados en pasar al gremio aceitero. Por más voluntad que pongamos, en este momento de la industria textil es imposible; la industria pasa por un momento donde no hay ventas en ningún lado", señaló.

Vicentin se mostró pesimista sobre el conflicto, pero descartó un eventual cierre de la algodonera. "No vislumbramos ninguna solución, estamos en un brete del cual no podemos salir. Es una algodonera que la familia rescató de la quiebra hace 20 años", dijo.

Los obreros mantenían un bloqueo en Reconquista que también afectó al parque industrial donde hay 23 empresas, además de la algodonera. Por ese bloqueo, un juez pidió a la policía que garantice el ingreso al parque industrial, pero su orden no fue cumplida.

"A mí me convocaron a intervenir porque había una situación de un estado antijurídico para que la policía y el Ministerio de Seguridad garantizaran el ingreso y la seguridad al parque industrial. Por qué la policía no acató, no lo sé, desconozco", le dijo a LA NACION el juez Santiago Banegas.

Incluso, Jorge Faccioli, presidente del parque industrial Reconquista, expresó su malestar por todas las empresas afectadas.

"La realidad es que los empleados que quieren ingresar no pueden. Estuvieron toda la semana cortando la ruta entre Avellaneda y Reconquista y ahora se fueron a Avellaneda. Lo que nos sorprende es la falta de atención que se le da a la parte judicial; es la primera que vez que sucede esto acá; que un caso haya llegado a judicializarse y que la policía no está actuando", señaló Faccioli.

En este contexto, ahora Vicentin denunció el bloqueo de todo su complejo en Avellaneda. "Esta actitud pone claramente de manifiesto la intencionalidad política de sus actos, este grupo liderado por miembros del Sindicato Aceitero e integrado en su gran mayoría por activistas ajenos a la actividad productiva de nuestras plantas, ha persistido durante más de dos meses en su conducta prepotente y extorsiva, ignorando los derechos y los acuerdos sindicales vigentes, desconociendo y atacando la legítima representatividad de los trabajadores por parte de la Asociación Obrera Textil de la República Argentina (AOT) y del Sindicato de Empleados Textiles de la República Argentina (Setia)", dijo Vicentin.

"Este accionar ha sido posible al amparo de la inacción y la complicidad de ciertos sectores de las fuerzas de seguridad y del poder ejecutivo provincial que han ignorado la disposición del juez que interviene en la causa, incumpliendo la orden judicial de permitir el acceso de los trabajadores a sus puestos de trabajo y tolerando que sean agredidos, amenazados y coercionados impunemente", agregó.

"Si queda alguna duda respecto a la intencionalidad política de todos estos sucesos vale la pena recordar que el sector en el que participa Algodonera Avellaneda se rige por los convenios colectivos nacionales acordados con los sindicatos representativos del sector textil, por lo tanto, esos convenios aplican no sólo para nuestra compañía, sino para todas las empresas del sector que se encuentran agrupadas en la FITA (Federación de Industrias Textiles Argentinas)", remarcó.

La empresa dijo que de las 10 plantas productivas que hay como Algodonera Avellaneda en el país solo la suya sufre el bloqueo. "La única empresa en todo el país que sufre un bloqueo de sus instalaciones productivas es la nuestra, que además de cumplir con los acuerdos sectoriales, abona adicionalmente, un plus por productividad del orden del 15%", señaló.

Con la colaboración de Belkis Martínez

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.