Efecto dólar. Pese a la crisis, hay un boom de ventas en las ciudades de frontera

Los paraguayos cruzan a cargar combustible, en la Argentina más barato que en su país.
Los paraguayos cruzan a cargar combustible, en la Argentina más barato que en su país. Fuente: Archivo
Gabriela Origlia
(0)
3 de septiembre de 2019  • 09:32

La dinámica económica de las ciudades frontera está ligada al tipo de cambio. Por eso, en las últimas semanas, con el dólar entre $58 y $62, creció la cantidad de bolivianos, paraguayos, brasileros y chilenos que cruzan a la Argentina de compras. De todos modos, las fuentes comerciales de Posadas ( Misiones ), Mendoza , Formosa y La Quiaca ( Jujuy ) coinciden en que el volumen de operaciones es menor que en otros saltos devaluatorios.

Los vecinos que llegan lo hacen con una demanda selectiva: los paraguayos van por los combustibles, aceites y productos de limpieza y de tocador; los brasileños por vinos, espumantes y algunos alimentos; los chilenos , por servicios turísticos y los bolivianos , alimentos básicos.

Desde la Unión Industrial de Formosa, Jorge Antueno cuenta a LA NACION que hace un mes empezó a notarse un movimiento "más importante" en el comercio y en las estaciones de servicio, es que el litro de nafta en Paraguay ronda los $70 y conviene cargar del lado argentino.

"Hay tráfico de aceites, carnes, leche y algunos no perecederos -describe-. Es notable cómo apenas hay una devaluación del peso crecen esas ventas. En la frontera paraguaya, a la vez, empiezan los controles y el decomiso". La diferencia de precios en los alimentos que llevan supera el 20%. En los fines de semana, hay visitantes que se quedan: "Son de sectores medios y medio altos, que aprovechan y hacen un poco de turismo además de comprar".

En Posadas -a donde cruzan paraguayos y también brasileños- insisten en que las compras son "muy direccionadas; no son el 'deme dos' de los argentinos cuando nos favorece el tipo de cambio". Por ejemplo, hay menos actividad que en la devaluación de mediados del año pasado.

Carlos María Beigbeder, titular de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas, señala que la demanda en esta oportunidad está más restringida porque "tampoco sus economías están óptimas". Apunta que los brasileros se inclinan por los vinos y algunas harinas porque a pesar de la diferencia cambiaria "todavía hay algunos alimentos más baratos allá".

El empresario advierte que el cruce suele ser por un tiempo limitado porque, en la Argentina, la inflación "termina superan la diferencia lograda con el tipo de cambio; si es por unos pocos pesos, no vienen".

En La Quiaca, desde diferentes comercios indicaron que se incrementó el movimiento alrededor de 20%. "Se dio vuelta la historia; ya no hay argentinos que crucen a Villazón porque el peso no vale nada, ni siquiera lo aceptan. Ellos vienen a comprar mercadería porque está bastante más barata", dicen desde la Cámara de Comercio.

El caso de Mendoza es diferente por la distancia que separa la última ciudad chilena, Los Andes, de la argentina Uspallata. Son 150 kilómetros, a diferencia del resto donde cruzar puente alcanza. En los últimos fines de semana ya se empezó a notar más movimiento.

Desde la Unión Industrial mendocina, Mauricio Badaloni, explica: "El dinero les rinde el doble por lo que la afluencia es creciente. Vienen a pasear, a comer y en algunos casos, compran indumentaria. Es una dinámica distinta al de otras ciudades de frontera".

Entre las fuentes consultadas por LA NACION hay consenso en que el impacto positivo de la llegada de visitantes de países limítrofes no alcanza para compensar la caída de la actividad en general. "Del daño no nos salvamos -sostiene Antueno-; la construcción está parada, la foresto industria muy golpeada. No se equilibra".

Badaloni ratifica también que no son dinámicas que "se puedan suplir; la industria está muy venida a menos, se perdieron empleos" y advierte que estos incrementos cíclicos de chilenos "generan trabajo más informal y más temporales".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.