Aumenta el movimiento de cargas en el puerto de Mar del Plata

La removida en contenedores creció un 20% en el primer semestre; crecieron las exportaciones pesqueras e importaciones de materias primas para la industria
Roberto Garrone
(0)
2 de agosto de 2018  

Desde que se recuperó el servicio de porta contenedores, en el verano del 2015, luego de superar casi tres años de ayuno por problemas de calado en sus canales de acceso que lo borraron de la hoja de ruta del transporte marítimo, el puerto de Mar del Plata viene dando señales de previsibilidad para eliminar las postales de inactividad del pasado.

En paralelo, el movimiento de cargas desde la terminal marítima local dibuja desde hace más de 30 meses una línea de crecimiento. En el primer semestre del año se incrementó un 20% en relación al mismo período del año pasado.

Según cifras que aportó la Terminal de Contenedores 2 (TC2), la empresa que opera con las navieras Maersk y MSC en el feeder a los puertos de Montevideo y Rio Grande Do Sul, entre enero y junio se movieron 9208 Teu, en 25 escalas, entre desembarque de importaciones y contenedores vacíos, embarques de contenedores full reefers y dry, y removidos. El año pasado fueron 7659 Teu en 24 recaladas.

Mar del Plata es el principal puerto pesquero del país, aunque la pesca no atraviesa un buen momento. Se redujeron en 31 mil toneladas los desembarques en este primer semestre. Pese a este contexto desfavorable, las exportaciones crecieron un 10%. Fueron 4505 Teu contra 4043 del primer semestre del año pasado.

Productos químicos a Brasil, kiwi a España e Italia, gallina a Europa del Este y alfajores y conitos de Havanna a Barcelona son algunos de los nuevos productos que se sumaron al calamar congelado, el principal producto exportado desde la ciudad.

En este proceso de crecimiento paulatino, la mayor evolución lo muestran las importaciones, pero porque arrancan de un piso insignificante: las navieras siempre priorizaron la carga refrigerada y, si bien siguen haciéndolo, comenzaron a mover carga seca a partir del posicionamiento de vacíos que llegaron como importaciones.

Ese segmento aumentó un 270% en el período comparado. En Mar del Plata se recibieron hilados, granos de café, cartón y puntales de madera, pero también maquinarias y otros bienes de capital para la industria.

La carga seca exportada se sustenta básicamente en dos productos: harina de pescado y productos químicos. Ambos sectores son nuevos usuarios del muelle de ultramar. Antes enviaban la carga por camión hacia Buenos Aires.

Maersk opera con el "Paul Russ" con una frecuencia de 10 días. MSC tuvo durante tres meses una frecuencia semanal con escalas que intercalaban el "Ronit" y el "Nita", directo a Santos, Brasil.

Cambios en su logística provocaron nuevas alteraciones. Permanece solo el "Ronit" con la misma frecuencia semanal pero acorta la hoja de ruta a un triángulo: Rio Grande do Sul, Rosario y Mar del Plata.

"Creemos que ahora sí tenemos ventajas comparativas para que la carga se exporte por nuestro puerto", señala Emilio Bustamante, uno de los directores de TC2. "Enviarla por Buenos Aires tiene más demora y se suman costos y riesgos adicionales", completa el directivo.

Ignacio Mesa, presidente del Consorcio del Parque Industrial "General Savio", donde están radicadas las principales empresas de esta ciudad, reconoce que solo el 10% de lo producido por el parque se exporta por el puerto local.

"De a poco se vuelve a mirar al puerto porque los costos logísticos en la Argentina están aumentando mucho y pesan en el costo del producto", dijo el directivo tras un encuentro con las autoridades portuarias y de TC2, junto a empresas del propio parque para estrechar vínculos y conocer las potencialidades del puerto y de la carga.

Con el objetivo de continuar por el camino de la previsibilidad, el Consorcio Portuario comenzó hace tres semanas la segunda etapa del plan de mantenimiento del dragado. Se removerán unos 300 mil metros cúbicos de sedimentos con una inversión de casi 2 millones de dólares. "Estamos garantizando una operación confiable para grandes buques, tanto los de comercio exterior como el transporte de combustible", precisó la autoridad portuaria.

Se espera que tras el dragado el puerto exhiba una operatividad 24 horas, de modo que las navieras puedan ingresar o salir en horario nocturno para mejorar su logística y abaratar el flete marítimo.

El año pasado se habían dragado 670 mil metros cúbicos entre el canal exterior, interior, posta de inflamables, espacios interiores y el muelle de ultramar, pero Mar del Plata siguió siendo un puerto diurno para los grandes portacontenedores.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.