Dos empresas de alto impacto y disruptivas

Agustín Bergés (LA NACION) y César Manuel Sanmartín
Agustín Bergés (LA NACION) y César Manuel Sanmartín Crédito: Fabián Malavolta
Eriochem y Manuel Sanmartín se llevaron de manera conjunta el galardón por sus envíos innovadores al exterior
Lucila Lopardo
(0)
12 de junio de 2019  

Si exportar resulta difícil para muchas empresas argentinas, que esa exportación se destaque por su valor agregado y resulte de un proceso de trabajo innovador parecería una misión imposible. Con la categoría "Exportaciones con Alto Valor Agregado e Innovación" el Premio a la Excelencia Exportadora que desde hace nueve años entregan Banco Galicia y LA NACION busca promover a las firmas que apuestan a la calidad más allá de los vaivenes coyunturales.

Para sorpresa del jurado primero y del público presente después, en la edición 2019, no se pudo galardonar a una sola firma y, finalmente, la categoría coronó a dos ganadoras. Marcelo Iraola, gerente de Banca Mayorista de Banco Galicia, hizo entrega del premio a la primera de ellas: Eriochem, una empresa farmacéutica que desarrolla y elabora productos genéricos para el cuidado de la salud.

Antonio Bouzada, presidente y fundador de Eriochem

01:07
Video

La firma se especializa en el desarrollo y la producción de ingredientes activos farmacéuticos y medicamentos oncológicos inyectables estériles. Sus productos cuentan con la aprobación de las autoridades sanitarias y agencias como la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) de la Unión Europea y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Marcelo Iraola (Banco Galicia) y Antonio Bouzada (Eriochem)
Marcelo Iraola (Banco Galicia) y Antonio Bouzada (Eriochem) Crédito: Fabián Malavolta

Actualmente, la compañía tiene presencia directa en el mundo y exporta a más de 40 países gracias al uso de redes de filiales en Uruguay, Brasil, México y Estados Unidos. "Para mí fue una sorpresa este premio porque con el 'cachalote' de empresas que tenía al lado no me tenía mucha confianza", bromeó al recibir el premio Antonio Bouzada, presidente y fundador de la empresa que emplea a más de 300 personas y posee su planta en Paraná, Entre Ríos.

En lo que respecta a innovación, Eriochem desarrolló procesos de alta complejidad farmacéutica que volcó en las once patentes que registró en 34 países del mundo. Su área de Investigación Innovativa trabaja desde hace seis años en una plataforma tecnológica basada en la nanotecnología que dio lugar al registro de dos patentes que están en gestión en Estados Unidos y dos patentes para países de la Unión Europea.

"Muchas veces en el día a día del trabajo perdemos la noción de la trascendencia de lo que estamos haciendo", sostuvo Bouzada, quien, además, habló de la importancia de salir al mundo. "El hecho de exportar realmente permite que la empresa sea competitiva y que se prepare porque va a competir en las ligas más importantes del mundo. Muchas veces, los mercados domésticos por distintos motivos hacen que las empresas se enfrenten con una competencia acotada, cuando uno sale al mundo se enfrenta con los mejores", reflexionó.

La segunda ganadora, que recibió el premio de manos de Agustín Bergés, gerente de Ventas Multiplataforma de LA NACION, fue Manuel Sanmartín, una empresa familiar fundada por Manuel Sanmartín en 1948 en la localidad bonaerense de Mercedes, Argentina.

César Manuel San Martín, director ejecutivo de Manuel San Martín

01:03
Video

En 2018, la empresa cumplió 70 años y es una de las pocas firmas latinoamericanas dedicadas a la fabricación de equipos para la industria del embotellado. Exporta a más de 50 países y es elegida por compañías como Coca-Cola, Pepsico, CCU, ARCAContinental, AB Inbev, Femsa y Heineken. En total, destina más del 70% de su producción anual al mercado externo, entre bienes de capital, repuestos y servicios de instalación, montaje y mano de obra especializada.

La compañía juega en un sector en el que el consumo de agua, la reducción de la utilización de los plásticos no reciclables y la incorporación de material biodegradable son cuestiones claves. La firma cuenta con un departamento de investigación y desarrollo (I+D) para analizar las tendencias de sustentabilidad que deberían guiar su producción.

Para esto, en los últimos años la empresa incorporó tanto nuevas maquinarias como sistemas de gestión integral empresarial, software de diseño, de análisis y de gestión de datos de producto. "Nuestras principales competidoras son alemanas e italianas. Estamos orgullosos de ser uno de los cinco fabricantes del mundo de máquinas lavadoras de botellas", dijo César Manuel Sanmartín, director ejecutivo de la firma, y le dedicó el premio a su padre, al que describió como un "trabajador incansable que luchó contra viento y marea para sostener a la empresa y posicionarla en el sector".

Manuel Sanmartín emplea a más de 300 personas en forma directa e indirecta e integra en sus procesos a más de 100 talleres que colaboran con su actividad bajo el mismo objetivo en todo el país. "Más allá de generar divisas para el país, exportar es importante porque hace que nuestra firma, nuestra ciudad y nuestra Argentina trasciendan el mundo", aseguró Sanmartín, quien llamó y animó a quienes quieran salir al mundo: "Todo es posible con esfuerzo, dedicación. Propóngase soñar y encarar, que se puede".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.