¿Cómo conseguir 60 millones de dólares en apenas tres horas?

Pablo Saubidet y Daniel Nofal crearon la red de telecomunicaciones iPlan.
Pablo Saubidet y Daniel Nofal crearon la red de telecomunicaciones iPlan.
(0)
28 de agosto de 2000  

Hacia fines de 1998, cuando la mayoría de los emprendedores argentinos seducidos por el auge de Internet en los Estados Unidos pensaban en lanzar su propio puntocom, a Pablo Saubidet y Daniel Nofal se les ocurrió ir un paso más allá. "Si proliferan las empresas en la Red -pensaron-, será necesario que alguien provea redes para la transmisión de datos de manera rápida y segura." Yasí fue como se pusieron en marcha para crear una compañía de telecomunicaciones.

Casi 20 meses después de aquella aspiración para nada modesta, la empresa se llama iPlan Networks, y el viernes último comenzó a prestar servicios a su primer cliente.

iPlan Networks ya tendió 450 kilómetros de cableado con fibra óptica, en Buenos Aires, Rosario, Córdoba y La Plata, y llegará a 1000 hacia fines de 2001. Esta plataforma les permite transmitir datos, voz y video en forma convergente. También proveen acceso a la Red, hosting y housing para empresas de Internet, y hacia noviembre, cuando se desregule el mercado, darán telefonía local y de larga distancia para empresas.

¿Cuánto sale montar desde cero una empresa de telecomunicaciones para tratar de competir a la par con poderosos como Impsat o Comsat? Mucha plata, claro.

Todo lo que tenían Saubidet (35) y Nofal (28) cuando abandonaron sus respectivos puestos de gerente general y director de operaciones en Fibertel era experiencia, contactos y muchas ganas de montar su propio proyecto. "A fines del ´98 empezamos a soñar con esta empresa y en abril ya teníamos listo nuestro plan de negocios", cuenta Saubidet, que es abogado, aunque sólo ejerció durante tres años.

Los socios se jactan, con humor, de haber protagonizado el road show más corto de la historia. "Fuimos a Nueva York con una larga lista de inversores para entrevistar, pero conseguimos la plata en la primera reunión", recuerdan.

La dupla expuso su plan durante tres horas frente a un staff del fondo Madison Deaborn Capital Partners, y los norteamericanos, tras una breve reunión a puertas cerradas, sólo se tomaron 15 minutos para darles el sí y ofrecerles US$60 millones.

Por ese aporte, que les permitió ponerse manos a la obra, Saubidet y Nofal cedieron el 80% de la compañía. Una porción de ese porcentaje quedó para Larry de George, un inversor privado que forjó su fortuna en el negocio de los medios y las telecomunicaciones (es el segundo mayor operador de TV por cable en los Estados Unidos).

En el mundo de los negocios se asegura que los inversores apuestan al jockey antes que al caballo. Ese fue el motivo por el cual los entrepreneurs creen que lograron obtener tantos fondos en tan poco tiempo.

Con el respaldo de sus socios ahora han tomado créditos por 500 millones de dólares y proyectan empezar a obtener beneficios a partir del quinto año de operación.

Saubidet y Nofal fueron en 1996 los dos primeros empleados de Fibertel, la compañía local pionera en brindar acceso a Internet por cable módem en América latina.

La dupla también ha conseguido seducir a decenas de profesionales del ambiente de las telecomunicaciones para sumarse a iPlan.

Y hay un dato anecdótico que ilustra su modo de actuar: en el piso que ocupan en un modernísimo edificio de Puerto Madero reservaron el espacio con la mejor vista para instalar el comedor de sus empleados, y otorgaron a los gerentes las oficinas con el peor paisaje. Están convencidos de que son "los empleados los que hacen grandes a las compañías".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.