Compra futura. Un rebusque para salvar a las pequeñas empresas de la crisis

Los comercios que no pueden abrir sus puertas por el coronavirus optan por ofrecer promociones online
Los comercios que no pueden abrir sus puertas por el coronavirus optan por ofrecer promociones online Fuente: AFP - Crédito: Ronaldo Schemidt
María Julieta Rumi
Germán Wille
(0)
3 de abril de 2020  • 10:53

Basta con entrar a la red social Instagram por estos días para encontrarse con un montón de estímulos para consumir todo tipo de productos y servicios. Desde que empezó la cuarentena por el avance del coronavirus cada vez aparecen más opciones de delivery gratis, descuentos y cuotas sin interés con una sola condición que se replica en la mayoría de los casos: las entregas o la validez de lo contratado regirá una vez que se termine el aislamiento social porque las promociones son de comercios que no pueden abrir sus puertas y casi no operan.

Y entre los rubros más golpeados por la crisis del Covid-19 están los restaurantes como Sacro que optó por ofrecer un voucher a mitad de precio a cambio de un comida de tres pasos que se podrá consumir post cuarentena. "Cuando cerramos, ese menú estaba $2200 por persona y lo dejamos a $1100. No sabemos cómo pueden evolucionar los precios, pero queríamos asegurarles a nuestros clientes que con el voucher van a tener la experiencia completa", explicó a LA NACIÓN Damián Harburguer, socio del restaurante.

De acuerdo con él, el voucher es la forma que encontraron de recaudar dinero para afrontar los gastos. "Hubo compras de clientes asiduos, pero también de personas que quizás aún no han venido a comer. Igual no lo vemos como algo sostenible en el tiempo sino como una ayuda momentánea", agregó.

Otro que generó un sistema para afrontar la situación de facturación cero es Felipe Colloca, encargado del restaurante Lardo & Rosemary . En su caso creó los "lardo cheques" que también se basan en un esquema de compra futura . "Se nos ocurrió lo de los cheques para que los clientes de todos los días y los que todavía no han podido venir puedan acercarse. El monto lo elige cada uno. Nos mandan un mensaje por Instagram y nosotros les enviamos un texto predeterminado con dos opciones de pago y, una vez que está procesado, les llega el cheque más un 30% de descuento para ser utilizado una vez que volvamos a abrir", detalló. Hasta ahora enviaron unos 55 cheques por una compra promedio de $2000.

Pero, más allá de las iniciativas individuales, también hay dos plataformas de uso gratuito que los emprendimientos pueden aprovechar para mostrarse. Una de ellas es CompraFutura , que comenzó a funcionar el lunes 23 de marzo y ya cuenta con más de 1300 comercios adheridos en todo el país. "Los comercios pueden crear en pocos minutos un e-shop propio con su logo y publicar los productos que ofrecen, mientras que los clientes pueden elegir el comercio al que desean ayudar y adquirir los vouchers a través de Mercado Pago", explicó Manuel Gómez Pizarro, cofundador de la plataforma.

A cambio, los comercios otorgan un beneficio a quienes los "bancan" como descuentos, regalos por compra o alguna promoción especial.

Y otro sitio que empezó a operar el jueves pasado y ya tiene 150 emprendimientos dados de alta es Salváunapyme. "El coronavirus nos afectó a todos. Por eso entre varios amigos decidimos crear la plataforma que funciona como un espacio para exponer y difundir a los comercios para que puedan realizar ventas anticipadas", contó una de las creadoras Magdalena Tezanos Pinto.

CompraFutura comenzó a operar tres días después de que arrancara la cuarentena
CompraFutura comenzó a operar tres días después de que arrancara la cuarentena

Pero, más allá de la vidriera, Tezanos Pinto dijo que necesitan que la gente se sume a realizar compras anticipadas porque de otra manera no hay forma de sostener a las empresas familiares.

Uno de esos casos es el de Gabriela Caig, de Ambiance Deco, que gestiona junto a su familia dos locales de venta de muebles en los barrios de Palermo y Núñez.

"Nosotros tenemos nuestro propio flete y no necesitaríamos que nadie nos haga la logística, pero estamos con las manos atadas. Subimos productos a Instagram casi al costo y, si bien alguno se tienta por los precios, la mayoría solo consulta por la incertidumbre que le genera la entrega", contó Caig y dijo que con el sistema de Compra Futura solo han vendido un 10% de lo que venden con los negocios abiertos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.