Cuánto quieren ganar los argentinos que buscan trabajo hoy

Los argentinos que buscan trabajo hoy en los diez puestos más consultados están dispuestos a aceptar ofertas por montos que van de los $21.098 a los $40.805
Los argentinos que buscan trabajo hoy en los diez puestos más consultados están dispuestos a aceptar ofertas por montos que van de los $21.098 a los $40.805 Crédito: Shutterstock
Delfina Torres Cabreros
(0)
11 de septiembre de 2019  • 09:45

La plataforma de búsqueda de empleo Bumeran publicó un listado en el que recopila cuáles son los salarios pretendidos de los candidatos que entran a buscar trabajo. Si bien la dispersión es alta y, según los especialistas, refleja mejor lo que los candidatos "creen que valen" que el nivel de salarios real de la economía, el documento deja ver que los argentinos que buscan trabajo hoy en los 10 puestos más consultados están dispuestos a aceptarlos por montos que van de $21.098 a los $40.805.

Se trata de posiciones diversas, por lo tanto, los valores de las remuneraciones varían hasta en un 93,4%. Según el informe, que corresponde al período de julio de 2019, el salario más bajo buscado es para el puesto de vendedor de comercio y el más alto, para el de analista funcional. "El analista funcional está dentro del área de sistemas. Es esa persona que ocupa el rol de intermediar entre el área de negocios y los desarrolladores, por ejemplo. Entonces, este informe permite ver que, dentro de la pirámide salarial las pretensiones más altas están en las áreas de tecnología, donde hoy hay más demanda que oferta", apuntó Ivana Thornton, directora de Career de Mercer.

Para la especialista, puede que las remuneraciones pretendidas estén afectadas por el contexto recesivo. "Cuando hay una crisis las personas resignan salario por la posibilidad de acceder a un puesto de trabajo. Puede pasar que uno tiene un pretensión, pero cuando el mercado no cumple uno decide avanzar igual, porque acceder al mercado tiene en sí un valor relevante", precisó.

"Cuando hay una crisis las personas resignan salario por la posibilidad de acceder a un puesto de trabajo, opinan los especialistas
"Cuando hay una crisis las personas resignan salario por la posibilidad de acceder a un puesto de trabajo, opinan los especialistas Crédito: Shutterstock

El director general de la consultora en recursos humanos Ghidini Rodil, Matías Ghidini, consideró que es difícil comparar distintos sectores, donde hay mucha diferencia por tipo de sector la línea de paga. "Además, no queda claro si la persona piensa en monto bruto o neto, si le pone el bono o no", apuntó. Para Ghidini, "los valores están puestos en función de lo que cada persona considera que es su jerarquía, cuando la referencia real es la tarea. Uno tal vez piensa que es jefe, pero hace tareas de gerente. No se analiza el matching de la posiciones", relativizó.

Para el especialista, la remuneración monetaria es solo uno de los elementos que se consideran a la hora de decidir tomar un trabajo. "Deberías guiarte no solo por remuneración sino todas las variables que hacen la propuesta de valor. Qué trabajo vas a hacer, cultura de la compañía, proyectos, jefes, aunque sí es cierto que cuando hay escasez de trabajo un candidato tiene necesidad de trabajar puede resignar parte de su expectativa salarial", coincidió.

"A las mujeres nos cuesta más negociar salarios que a los hombres", dice Ivana Thornton, directora de Career en Mercer
"A las mujeres nos cuesta más negociar salarios que a los hombres", dice Ivana Thornton, directora de Career en Mercer

Según apuntó, en el mercado existe una idea cristalizada acerca de cuán superadora debería ser una oferta salarial para impulsarte a dejar un puesto de trabajo. "Se supone que debería ser del 30% más, pero yo no comparto. La expectativa la vas construyendo a medida que avanzás en el proceso de búsqueda y tenés más información. Tal vez por la misma remuneración que percibís en un lugar te vas a otro, porque valorás elementos relacionados con la cultura de la empresa o el clima de trabajo. Uno tiene que trazar el piso de lo que necesita para vivir y, sobre eso, ponderar otras variables", añadió.

Punto de partida Vs. punto de llegada

El informe revela, además, que el salario requerido por las mujeres es 14% inferior al que piden por los varones para los mismos puestos, y la brecha se agranda en la medida que se escala en puestos jerárquicos. "Está estudiado desde la psicología y desde las organizaciones que estudian problemáticas de diversidad e inclusión que a las mujeres nos cuesta más negociar salarios que a los hombres, probablemente por un tema cultural, de educación. En el momento en que recibimos una oferta nos sentimos con menos autoridad para contraofertar o plantear una conversación", señala Thornton.

El salario requerido por las mujeres es 14% inferior al requerido por los varones para los mismos puestos, y la brecha se agranda en la medida que se escala en puestos jerárquicos

La especialista considera que muchas mujeres sienten que una nueva oferta de trabajo es un "punto de partida" y que necesitan demostrar que son buenas en su trabajo y lo merecen, lo que influye a la hora de negociar el salario. Los varones, en cambio, suelen ver las nuevas oportunidades como "puntos de llegada". "El razonamiento de ellos es: por lo bueno que soy, ya me gané esto". "Se está trabajando mucho en el mercado laboral todo el tema de trabajar los sesgos inconscientes, revalorizar a la mujer. Hacerle saber que tiene el mismo derecho a plantear sus expectativas, a negociar", agregó.

La pretensión salarial, puesto por puesto

  • Vendedor de salón: $21.098
  • Recepcionista/ telefonista: $21.594
  • Asesor comercial:$24.873
  • Empleado administrativo: $24.965
  • Asistente de contaduría: $26.319
  • Empelado de contaduría: $27.339
  • Ejecutivo de cuenta: $28.593
  • Analista Programador: $31.407
  • Analista contable: $33.160
  • Analista funcional:$40.805

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.