De transportar bienes a medir la calidad de agua: cómo funciona la empresa argentina de nanosatélites

Emiliano kargieman, Ceo de Satellogic, en Comunidad de Negocios

07:38
Video
(0)
6 de noviembre de 2018  • 10:54

Buscar estacionamiento para el auto podría dejar de ser una pérdida de tiempo con un solo click. Ese es uno de los próximos objetivos que persigue Emiliano Kargieman, Ceo de Satellogic, la empresa argentina que fabrica nanosatéiltes y permite ver qué pasa en el planeta para tomar decisiones basadas en esa información.

La compañía fabrica satélites que observan imágenes, procesan esa información con inteligencia artificial y luego la deriva en conocimiento sobre la producción de alimentos, transporte de bienes, calidad de agua y aire, eventos climáticos, monitoreo de infraestructura, entre otras cosas. "Los satélites me dieron una plataforma para tomar datos sobre lo que pasaba en cualquier lugar de la superficie de la tierra en tiempo real para alimentar modelos de tomas de decisiones", contó Kargieman en Comunidad de Negocios, que se emite por LN+.

"Llegué a los satélites casi por casualidad. Estaba más preocupado por tratar de entender cómo en el contexto de un mundo cada vez más volátil e interconectado, íbamos a lidiar con la problemática de cómo darle de comer y generar energía para 9000 o 10.000 millones de personas y que eso sea sustentable", explicó el Ceo de Satellogic.

Emiliano Kargieman, fundador de la empresa de nanosatélites Satellogic
Emiliano Kargieman, fundador de la empresa de nanosatélites Satellogic Crédito: Fabián Malavolta

La idea principal es que se tomen decisiones cotidianas a partir de información que surja de los satélites. "Queremos democratizar esta capacidad que estaba al alcance de muy pocos y hacerla accesible. Mi idea es que la próxima vez que vayas a estacionar el auto, haya una aplicación que diga a dónde hay un lugar vacío y que eso provenga de información satelital", dijo.

En este sentido, el creador de la empresa narró que el primer satélite se realizó en Bariloche y el segundo en un altillo en Chacarita, y que el primer nombre que se utilizó fue "Milanesat", para acercar el sector a cuestiones de todos los días. "La idea era ponerle nombres que tengan más que ver con cosas nuestras para desacralizar la idea de la tecnología", sostuvo.

Por último, expresó que el proceso de poner un satélite en órbita le genera cierto temor, aunque los riesgos de baja son muy bajos. "La probabilidad de falla de un cohete es de 1,2%. Un cohete es básicamente es como una explosión controlada, pero hasta que llega a orbita y vemos que está bien, ese proceso tiene mucha adrenalina", manifestó.

Los próximos objetivos de Satellofic es llevar de los ocho satélites actuales en órbita a 15 que se lanzarán el año que viene. Para el 2020, la empresa busca poner 90 satélites en el espacio y capturar toda la superficie de la tierra una vez por semana y llegar a tomar información diaria en 2022.

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.