Definen condiciones para prorrogar el plan de autos

Las terminales se reúnen esta tarde con el Gobierno; esperan que les permitan actualizar los precios
José Hidalgo Pallares
(0)
10 de septiembre de 2014  

Después de la tensa reunión que mantuvieron con la presidenta Cristina Kirchner anteanoche, las terminales automotrices se reunirán hoy nuevamente con el Gobierno para tratar de definir las condiciones en que se prorrogará el programa Pro.Cre.Auto hasta fines de año.

Si bien las empresas se muestran predispuestas a seguir participando del programa, están a la expectativa sobre las condiciones que les ofrecerá el Gobierno. Como condición básica, según pudo saber LA NACION en un relevamiento entre distintas empresas, esperan que el Gobierno los autorice a actualizar los precios de los modelos incluidos en el programa.

"En principio vamos a continuar en el Pro.Cre.Auto, pero primero debemos conocer las condiciones que ofrece el Gobierno. Esperamos un ajuste en los precios que nos permita hacer frente al aumento de los costos", dijeron en una terminal.

"En los primeros tres meses el programa nos funcionó bien, y si nos permiten ajustar los precios no habría razón para no continuar", señalaron en otra, donde también advirtieron, sin embargo, que la no autorización por parte del Gobierno para actualizar el precio de los autos implicaría una razón para no participar en la prórroga anunciada por la Presidenta.

El plan Pro.Cre.Auto, lanzado a fines de junio para tratar de levantar las golpeadas ventas de autos en el mercado doméstico, consiste en préstamos a tasas subsidiadas a través del Banco Nación para la compra de 18 modelos (y 26 versiones) de producción local. El programa vencía el 24 de este mes, pero la Presidenta, que acusó a algunas terminales de querer "boicotearlo", anunció que se prorrogará hasta fines de año.

En la reunión del lunes -en la que la Presidenta estuvo acompañada por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; el ministro de Economía, Axel Kicillof; la ministra de Industria, Débora Giorgi; el secretario de Comercio, Augusto Costa, y el presidente del Banco Nación, Juan Forlón- se estableció que la participación de cada terminal en la prórroga del plan será voluntaria.

En este sentido, en otra terminal pusieron condiciones más estrictas: "Esperamos que nos permitan ajustar los precios de los modelos, pero también que la prórroga esté atada a alguna solución para la escasez de divisas, que es el principal problema que enfrentan las terminales".

Según las empresas, en las últimas semanas han acumulado una deuda de US$ 2500 millones con sus acreedores en el exterior porque el Banco Central no les vende las divisas para realizar esos pagos. Las terminales temen que una eventual devaluación haga crecer el monto en pesos de esa deuda, generada no sólo por la importación de autos terminados sino también de componentes para la producción local.

En opinión del Gobierno, las firmas han "exagerado" la gravedad de la escasez de divisas. Ayer, Kicillof sugirió que las suspensiones de miles de trabajadores en varias terminales podrían ser "un mecanismo extorsivo" de las empresas para obtener divisas.

Tras el cuarto intermedio dispuesto en la reunión del lunes, esta tarde los representantes de las terminales irán al Ministerio de Economía para conocer las condiciones que ofrecerá el Gobierno para la prórroga del Pro.Cre.Auto. Sobre el tema de divisas, se espera que el Gobierno analice una por una la situación de las terminales.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.