Estiran vencimientos de deuda y bajan riesgos de un posible exceso de liquidez

El canje descomprime el calendario de pagos del Tesoro pero (sobretodo) aleja el fantasma de una liquidez excesiva
El canje descomprime el calendario de pagos del Tesoro pero (sobretodo) aleja el fantasma de una liquidez excesiva Fuente: LA NACION
Javier Blanco
(0)
21 de enero de 2020  • 00:00

El Gobierno consiguió ayer una adhesión de casi 56% a su propuesta de aplazar pagos por $179.000 millones que el Tesoro tenía comprometidos por deuda emitida durante 2019 en letras capitalizables (Lecap) en pesos.

Se trata de vencimientos de cinco títulos que ya habían sido reprogramados a fines de agosto pasado y que entre el 13 de febrero y el 8 de abril, es decir, en los próximos 70 días, debían abonar el 60% de su capital original, tras los pagos parciales previos.

El Tesoro consiguió ese alivio al recibir 263 ofertas de canje por $99.611 millones en esos títulos y emitir a cambio $83.353,1 millones en las nuevas letras en pesos ajustables por Badlar (Lebad), con vencimientos en 240 y 335 días.

"Fue un canje voluntario a valores del mercado", destacó el secretario de Finanzas, Diego Bastourre, al comunicar a la prensa los resultados de esta operación de ingeniería financiera que redundó en "una reducción del stock de deuda de $1978 millones y una extensión de plazos".

Los analistas se mostraron conformes con el nivel de adhesión, pero, sobre todo, entusiasmados con el aporte que la operación hace a una progresiva normalización del mercado, al menos en lo relativo a instrumentos en pesos.

"Fue un éxito: casi $100.000 millones se ofrecieron a canjear. No se lo esperaba nadie, en especial porque las relaciones de canje que habían fijado no eran muy convenientes. Creo que muestra una apuesta del mercado por volver a lo usual, y a la vez deja a la vista que el reperfilamiento de la deuda en pesos definido por el gobierno anterior fue una locura", consideró el economista Leonardo Chialva, director de Delphos Investment.

"Lo mejor es que descomprimen el exigente calendario de vencimientos en pesos que enfrentaban y las posibles consecuencias monetarias de eso, en este contexto complejo", valoró, por su parte, el economista Fernando Marull, de la consultora FMyA, para quien el nivel de adhesión no fue tan espectacular "contando con que el 30% de la tenencia canjeable estaba en poder de organismos públicos".

Objetivos múltiples

El canje apuntó básicamente a evitar una mayor inyección de pesos en el mercado, tomando en cuenta que, sólo en noviembre y diciembre, se habían emitido por distintas vías (ya sea la compra de dólares para las reservas como la asistencia financiera del BCRA al Tesoro) unos $508.100 millones, y sólo una pequeña porción había sido esterilizada.

La cuestión al respecto es que, pasado el pico monetario estacional de fin de año, y dado que no está clara una recuperación de la demanda de pesos, se intenta que el Central no enfrente problemas para readecuar la oferta de dinero y evitar que un posible exceso en la oferta de pesos dé "vuelo extra" a una inflación difícil de domar.

El monto total canjeable de Lecap representaba el 44% de la deuda emitida en estos títulos, por lo que aún se desconoce cual será la estrategia oficial con los vencimientos programados para después de la primera semana de abril. "No se sabe si ya en ese caso optarán por pagarlos o los canjearán nuevamente", dijo Marull.

Los nuevos títulos ofrecidos en canje son del mismo tipo de los que viene emitiendo el Gobierno desde que buscó normalizar el mercado de pesos: en moneda nacional, a tasa variable y con un spread (diferencial) sobre la tasa Badlar privada. Sólo que ahora quedó oficializada su nueva denominación: Lebad.

En el mercado explican que el principal atractivo de estos títulos pasa por enfrentar, en teoría, un menor riesgo de default. "Es deuda emitida por la nueva administración que busca apoyar parte de sus políticas en el mercado, lo que transforma a estas letras en activos más apreciados que otros", dicen.

Por la Lebad que vence en 240 días, el 18 de septiembre, se presentaron $43.400 millones en Lecap para ser canjeadas. A cambio, esos tenedores recibirán $36.300 millones en el nuevo título que les reconoce un interés Badlar más 400 puntos, lo que hoy supone una tasa del 39,4% nominal anual.

A su vez, por la Lebad a 335 días, que caduca el 22 de diciembre y reconoce una tasa Badlar+550 puntos (40,9% nominal anual a valores actuales), se canjearon $56.200 millones en Lecap.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.