Con cepo extremo, el BCRA compró 10% de los dólares vendidos la semana previa

Banco Central
Banco Central Fuente: Archivo - Crédito: Maria Amasanti
Se alzó con US$260 millones contra los US$2685 millones liquidados en las 5 ruedas anteriores a las elecciones
Javier Blanco
(0)
2 de noviembre de 2019  

El endurecimiento extremo que aplicó el Gobierno al cepo cambiario desde el lunes, en pos de asegurarle a la próxima administración un colchón mínimo de reservas netas, generó las condiciones para que el Banco Central ( BCRA) recuperara al menos US$1 de cada US$10 en reservas que había volcado al mercado en la semana previa a las elecciones presidenciales.

Se trata de una cosecha magra a primera vista, pero que cobra alguna relevancia si se tiene en cuenta que el volumen operado de contado en la plaza oficial se hundió 64% en ese lapso; cayó de US$4166,3 millones a US$1489,7 millones, lo que supone pasar de un promedio de US$883,3 millones/día a otro de apenas US$298 millones/día.

Los datos confirman lo previsible: con la demanda privada fuertemente reprimida, el BCRA pasó de ser el principal oferente -por momentos, el único- del mercado (aportó ni más ni menos que el 64,3% de las divisas operadas la semana pasada) a ser uno de los compradores más relevantes al alzarse con algo así como el 17,5% de los verdes efectivamente transados en plaza.

Sus compras apuntan no solo a mejorar la golpeada tenencia de reservas propias de la entidad de cara a un calendario de pagos de deuda que sigue siendo muy exigente, sino que también buscan evitar una caída del tipo de cambio oficial que no aportaría ningún beneficio a la economía con este esquema de férreo control e incluso podría generar perjuicios, al tender a ampliar la brecha con los precios libres del billete.

Eso fue lo que lograron por caso ayer al provocar una leve alza de $59,68 a $59,76 del dólar comercial oficial, que se replicó en el aumento de $63,23 a 63,35 que mostró el precio del billete al público en la jornada de reapertura mensual del mínimo cupo de compra permitido (de US$100 a 200, según si se compra desde una cuenta bancaria o en efectivo).

El problema es que para recomprar esas divisas (que antes vendió a precios que hoy lucen irrisorios) debe emitir pesos, en un contexto de baja demanda de circulante y de inflación persistentemente alta.

"Es otro factor de expansión monetaria al que habrá que estar atentos porque se suma a la ya reanunciada financiación del Tesoro por parte del BCRA, es decir, dos factores de emisión que llegan en un contexto de inflación elevada", explicó el economista Juan Pablo Di Iorio, de la consultora ACM.

"En este escenario de represión financiera dejar muchos pesos sueltos puede ser riesgoso, en un contexto en el que la demanda de pesos está muy baja" coincide Federico Moll, de Ecolatina.

Una racha que termina

Por lo pronto, la recompra de reservas le permitió al BCRA frenar al fin el derrape en el total de sus reservas brutas, que venían cayendo de manera ininterrumpida desde el 26 de julio pasado, es decir, desde hace 67 ruedas.

Ayer, esa tenencia registró el primer rebote tras aumentar US$34 millones respecto del cierre previo (cifras preliminares) al pasar de US$43.255 millones a US$43.289 millones, gracias a las compras por algo más de US$100 millones que hizo durante la jornada el Central en el mercado, según voceros oficiales.

Aun así se trata de la cifra más baja desde fines de enero de 2017 y supone un retroceso en US$34.192 millones respecto del récord de US$77.481 millones que habían alcanzado el pasado 9 de abril, cuando ingresó al país el anteúltimo giro que hizo el FMI.

La jornada dejó además un recorte de casi un punto en la tasa de referencia, al dejar de regir la garantía de piso al 68% anual que había dispuesto el BCRA para octubre, que pasó a estar en el 63% desde ayer.

Por colocar $164.776 millones en letras de liquidez (Leliq) a 10 días de plazo (por inactividad prevista para el miércoles por el día del bancario), cuando apenas le vencían $129.702 millones, la entidad validó un interés del 67,03% anual, el menor desde el pasado 9 de agosto (es decir, la rueda previa a las PASO) y absorbió unos $32.000 millones.

El renovado apetito que muestran los bancos por estos títulos, cuando retroceden las tasas ofrecidas a los ahorristas y cae el stock de plazos fijos en pesos, revela que esperan una caída mayor de tasas de aquí en más, por lo que se esfuerzan por capturar preventivamente un colchón de ganancias.

Metas monetarias

El BCRA informó ayer que cumplió en octubre con su flexibilizada meta de base monetaria (BM) al alcanzar un promedio de $1386,4 mil millones, lo que supone "un sobrecumplimiento de $4,9 mil millones (0,4%)" en la prefijada de $1391,3 mil millones tras el ajuste de +2,5% a la meta original de septiembre ($1411,2 mil millones) y la resta de 19,9 mil millones por impacto de las operaciones netas de divisas. El objetivo para noviembre se fijó en $1584 mil millones aunque ajustado por las operaciones cambiarias netas del mes".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.