El dólar sigue en calma y salen menos reservas, pero crece la brecha cambiaria

Fuente: Archivo
Las trabas impuestas esta semana a las operaciones bursátiles para cambiar de moneda hacen que haya trepado 11,5% el costo para acceder a divisas por esa vía
Javier Blanco
(0)
14 de septiembre de 2019  

Las restricciones aplicadas a la demanda de divisas desde comienzos de mes le permitieron al Banco Central (BCRA) cumplir por segunda semana el mandato que le impuso el Gobierno: mantener el dólar calmo a como sea y, en lo posible, con un menor costo en reservas.

Pero las trabas agregadas esta semana a las operaciones bursátiles que tienen por objetivo el cambio de moneda triplicaron la brecha de cotización entre el dólar oficial y sus versiones legales pero paralelas (MEP/Contado con Liquidación), además de comenzar a devolverle protagonismo al dólar blue (las operaciones en negro) y desplazaron las miradas del mercado hacia lo que eso implica: que la demanda dolarizadora sigue muy elevada,

El billete en la plaza oficial cerró a un promedio de $56,15 y $58,44 para la venta mayorista y minorista, respectivamente, tras una rueda en la que la banca oficial realizó algunas ventas para recordar al mercado que sigue bajo tutela, mensaje que funcionó y el BCRA aprovechó para replegarse tras sus intervenciones de anteayer.

"Fueron puntuales incursiones que colaboraron para diluir una temprana presión sobre el precio del dólar mayorista", señaló Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio al dar cuenta de una rueda que volvió a mostrar un magro nivel de operaciones (apenas US$397 millones pese a la vigencia de plazos que obligan a los exportadores a liquidar) y en la que el BCRA se animó a recortar en algo más de un punto y medio la tasa de referencia (de 85,99 a 84,15% anual).

De este modo, las cotizaciones avanzaron apenas 1 y 3 centavos en el día y 25 y 42 centavos o 0,45% y 0,71% en cada caso en la semana, pero mantienen un retroceso del 5,7% en lo que va del mes.

Lejos de esta estabilidad, los precios del billete que surgen de operaciones con activos volaron por segunda rueda consecutiva.

Saltó 7,5% la cotización del dólar MEP o Bolsa, que quedó a $69,60 en promedio (ahora que ese mecanismo que permite arbitrar pesos y divisas se quedó sin la oferta de las personas que hacían el denominado "rulo") y 8,1% la del Contado con Liquidación (CCL), que se usa para sacar divisas al exterior, que alcanzó los $73,21. De este modo, subieron en ambos casos más del 11% en la semana, aunque buena parte de ese recorrido lo realizaron en las últimas dos ruedas, es decir, luego de que el BCRA y la Comisión Nacional de Valores (CNV) dispusieran plazos mínimos amplios para desalentar esas operatorias.

Los analistas consideran estos saltos como consecuencias lógicas de avanzar hacia un esquema de control del tipo de cambio.

"Cualquier operación vía MEP o CCL es un acuerdo entre privados: a uno le faltan dólares y le sobran pesos y, a otro, lo contrario. Se ponen de acuerdo en un precio para cambiar y ese precio tenderá a divergir y alejarse más del dólar oficial si las trabas se endurecen, que es lo que vimos en los últimos días", explicó a LA NACION el economista Miguel Zielonka, director de la consultora EconViews, que recuerda que, al tratarse de pactos entre privados, "no afectan las reservas".

En este sentido, las brechas entre el dólar oficial y los paralelos legales treparon al 24 y 30,6%, pero no pasó desapercibido además que el BCRA registró ayer la menor pérdida de reservas en casi 4 meses (bajaron de US$50.145 millones a 50.085 millones, según datos preliminares, apenas US$ 60 millones), lo que podría estar hablando de un freno en el goteo de depósitos en dólares de los bancos que venía en franca reducción. Menos desapercibido pasa aún que por segunda semana redujo -y esta vez fuerte- ese drenaje, que había sido por US$4161 millones hace dos semanas, por US$3149 la semana pasada y por US$865 millones en la que terminó ayer.

"Lo que estos precios te muestran es que una empresa exportadora que tiene la obligación de liquidar sus dólares a $56, si pretende volver a dolarizarse debe hacerlo a casi $70 o a más de $73", dice el analista Christian Buteler.

En el mercado creen que la diferencia que se abrió entre estos precios tenderá a ampliase dado el escenario de incertidumbre que se mantiene y muy probablemente lo haga hasta las elecciones, por lo menos. En especial porque el Gobierno enfrenta el pago de bonos en pesos cuya tenencia está en poder de fondos del exterior (la semana próxima debe pagar un cupón del Bono de Política Monetaria que mayormente está en manos de extranjeros) que, presumiblemente, buscarán la forma de pasarlos a dólares para sacarlos del país.

En este sentido, se temen las implicancias que la ampliación de estas brechas puedan tener en el imaginario: "Ayudan a recrear la sensación de un dólar atrasado (aunque no es hoy el caso) y, así, agudizan la desconfianza", explicó un operador.

Para Zielonka, el aumento de la brecha cambiaria "es un indicador de que sobran pesos en el mercado y, por lo mismo, un indicador temprano de que la inflación va a acelerar", lo que implica todo un riesgo que no hay que descuidar.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.