El Acuerdo Transpacífico frenará a China, dice Obama

Gerald F. Seib
(0)
28 de abril de 2015  

WASHINGTON—El presidente de Estados Unidos advirtió que China llenará el vacío económico en caso de que Washington no logre completar y poner en marcha un pacto de libre comercio con países de Asia, América Latina y Oceanía.

"Si nosotros no escribimos las reglas, China escribirá las reglas en la región", manifestó el mandatario en una entrevista con The Wall Street Journal en alusión a Asia. "Quedaremos al margen, tanto las empresas como la agricultura estadounidense. Eso se traducirá en una pérdida de empleos en EE.UU.", sentenció.

Barack Obama también advirtió sobre un creciente malestar contra la globalización en Washington que se refleja en la oposición de algunos legisladores de su propio Partido Demócrata al acuerdo de libre comercio, una iniciativa de los legisladores republicanos para poner fin al Banco de Exportaciones e Importaciones de Estados Unidos y la falta de disposición en el Congreso para aprobar las nuevas reglas de operación del Fondo Monetario Internacional.

"Lo que no podemos hacer es retirarnos", aseveró. "Hay una confluencia de actividad anti-global de parte de elementos de la derecha y elementos de la izquierda que en mi opinión constituye un error garrafal".

Obama y sus negociadores ultiman los detalles del Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica, TPP, un pacto entre doce países entre los que figuran Chile, México y Perú, mientras también tratan de obtener la autoridad de "vía rápida" de parte del Congreso con el fin de acelerar la aprobación del convenio durante este año. El acuerdo comercial será uno de los temas en la agenda de la reunión que Obama sostendrá con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, quien tiene previsto visitar la Casa Blanca esta semana.

El Comité de Finanzas del Senado aprobó una legislación de vía rápida la semana pasada que contó con un fuerte apoyo de demócratas y republicanos. En la Cámara de Representantes, sin embargo, el Comité de Medios y Arbitrios le dio el visto bueno a la misma medida con el respaldo de sólo dos demócratas.

La votación en la cámara baja resaltó la profundidad de la oposición de los demócratas, en particular de su ala izquierda, donde la senadora de Massachusetts, Elizabeth Warren, y el presidente del sindicato AFL-CIO, Richard Trumka, han atacado el acuerdo.

Los críticos de izquierda, en particular los ligados al movimiento sindical, se oponen al TPP porque creen que los pactos de libre comercio han provocado una fuga de empleos industriales hacia otros países y que la competencia de países con menores salarios ha contribuido a un estancamiento de los sueldos y a un aumento de la desigualdad en EE.UU.

La ex secretaria de Estado, Hillary Clinton, se ha negado a respaldar el TPP, pese a que el acuerdo se empezó a negociar cuando estaba en el cargo. Obama, no obstante, se rehusó a criticarla. "Creo que dijo lo que debía decir, es decir, que quiere un pacto de libre comercio con fuertes protecciones laborales y medioambientales, que ayude a los trabajadores estadounidenses y a la economía estadounidense. Son mis mismos parámetros y confío en que se puedan cumplir".

Obama no ha escondido su molestia y, en algunos casos, su ira sobre las en ocasiones severas críticas al acuerdo comercial provenientes de quienes a menudo son sus aliados en el ala izquierda de los demócratas. En la entrevista, no obstante, manifestó que entiende sus preocupaciones.

El presidente agregó, sin embargo, que el TPP es harina de otro costal porque las normas laborales y ambientales están incorporadas al tratado mismo, en lugar de estar definidas en acuerdos paralelos, lo que según los críticos dificulta su cumplimiento, como ocurrió con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta), negociado en los años 90.

Ese acuerdo fue aprobado con los votos de 27 demócratas en el Senado y 102 en la Cámara de Representantes. La mayoría de los analistas estima que el número de demócratas que se pronunciaría a favor del TPP es mucho más bajo, si bien Obama enfatizó que es demasiado prematuro para hacer una predicción. No obstante, es casi seguro que el mandatario tendrá que depender más de los republicanos que de los demócratas para su aprobación.

Obama también reconoció que las críticas hacia él y las negociaciones comerciales lo irritan. "Lo que tomo en forma personal es esta idea de que después de pasar seis años y medio tratando de sacar a esta economía del atolladero, ayudando a que la clase media pueda comprar una vivienda, asegurándome de que los planes de pensiones se recuperarán, de mejorar nuestros sistemas educativos y de capacitación profesional, de luchar por un alza del salario mínimo, por tener una industria automotriz vibrante, que después de todo el trabajo que hemos realizado en conjunto para proveer una mayor estabilidad a la clase media, que creer en la retórica proveniente de algunos opositores que me acusan de tratar de destruir a la clase media o destruir nuestra democracia es un poco irrealista. Y lo saben".

Durante varios momentos de la entrevista, Obama planteó el peligro de perder terreno en la competencia económica con China en caso de que no se complete el TPP. "Queremos una China próspera...que siga su ascenso pacífico", observó. "Sólo queremos asegurarnos de que las reglas del juego nos permitan, a nosotros y al resto, competir. No queremos que China use su tamaño para imponer sobre otros países de la región reglas que nos dejan en desventaja".

Obama indicó que EE.UU. y Japón están cerca de completar un acuerdo comercial bilateral, lo que pavimentaría el camino para concluir el TPP, aunque aclaró que aún quedan obstáculos por superar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?