El futuro del trabajo remoto se impuso en el presente

Martina Rua
Martina Rua PARA LA NACION
(0)
14 de marzo de 2020  

Es difícil por estos días encontrar información en los medios de comunicación que no lo tenga como protagonista. El coronavirus está modificando nuestros planes, nuestro trabajo, nuestra vida en general. Esta semana decenas de empresas, ONGs y todo tipo de organismos, comenzaron a comunicar y a llevar adelante planes de contención y prevención ante el avance de la enfermedad.

La necesidad de trabajar desde casa (por cuarentenas obligatorias o autoimpuestas) o desde algún lugar remoto sin ir a la oficina, nos encontró a todos medio desprevenidos: ¿Anda bien Internet para hacer una reunión por video llamada? ¿En qué lugar de la casa, con qué silla y luz lo voy a hacer? ¿Dónde están mis auriculares con buen micrófono? ¿Cuántos planes y procesos debo recalcular?

El trabajo remoto crece en el mundo como tendencia, pero hasta ahora para muchos era una opción. Ante las dudas y la parálisis que podemos sentir por estos días, mirar a los casos más maduros de trabajo remoto y tener un conocimiento básico de herramientas que pueden ayudarnos, ayuda a bajar la ansiedad y la incertidumbre.Hay que armar un plan y ese plan debe tener horarios, espacios determinados y herramientas digitales para poder llevarse a cabo.

Si todavía no lo tenés, vos o en tu empresa, es un buen momento para hacer un Manual de Trabajo Remoto que pueda sentar bases de buenas prácticas y necesidades para que esto se cristalice como una opción clara más allá de esta crisis puntual. Esto es la que hizo la empresa Sirena para dar herramientas digitales. En la guía hay pautas de cómo deberían ser los espacios (que haya puertas, paredes despejadas, Internet probada, entre otros consejos) y de buenas prácticas como por ejemplo tener las cámaras prendidas para generar más pertenencia y foco durante los encuentros virtuales. También pueden ser tiempos de ansiedad y cierta angustia por el aislamiento, para combatirlo en Sirena están jugando y tomando fotos para votar entre todos los mejores espacios de home office.

En las redes sociales de su CEO, Miguel Morkin, se puede acceder de manera libre a la guía completa de trabajo remoto.Guillermo Bracciaforte es el creador de la plataforma Workana, que nuclea servicios profesionales freelance en español. El 85% de sus empleados trabajan de manera remota al 100% desde el año 2012. "Como toda empresa híbrida, con empleados remotos y otros presentes, nos costó entender que teníamos que implementar herramientas que nos permitieran trabajar mejor: Trello, Asana, Slack, Zoom, Gdocs, son ejemplos. Hoy nos entrenamos constantemente en ellas y también es muy importante mantener la cohesión de los equipos", recomienda Bracciaforte.

Entender que trabajar remoto también necesita horarios y acuerdos es muy importante para generar un balance en el tiempo de trabajo y de descanso. "Es común caer en llenarse de reuniones para estar al día o tener culpa hasta de pararse para ir al baño. Usar herramientas asincrónicas ayuda a fomentar la autonomía, que cada persona puede administrarse para llegar a un resultado", completa.

Algunas empresas han tomado la decisión de disponer algunas de sus herramientas de comunicación virtual de manera gratuita o aumentar las licencias sin costos adicionales. Por ejemplo, Microsoft, decidió que cualquier empresa que tenga Office 365 (que incluye Microsoft Teams) puede acceder por seis meses a la herramienta hasta 1000 usuarios, independientemente de la cantidad de licencias que tenga.

Para quienes usen la versión gratis de Teams (cuentas de Outlook o Gmail) la restricción de 300 personas se levanta, aunque sólo se mantiene el acceso a las funcionalidades de la licencia free .

La compañía reportó que vio un crecimiento superior al 500% desde China en el uso de la herramienta. Freddy Vega, CEO y co fundadora de Platzi, una plataforma de e-learning , también compartió que su plataforma estaba experimentando una gran afluencia de usuarios tomando nuevos cursos online.

El tiempo de reclusión puede ser un también una oportunidad para aprender algo nuevo sin tanta prisa y hay muchas opciones a bajos costos y gratis para hacerlo.Algunos consejos para quienes organicen las reuniones virtuales: ser inclusivos con los que se conectan remotos, hacer pausas frecuentes para fomentar la participación y las preguntas. También funciona grabar las reuniones virtuales para dar alternativas de horarios. Si aún no los tenés, invertí en una silla ergonométrica, buenos auriculares y soportes para las computadora para cuidar tu salud. Además de la responsabilidad sanitaria y social que nos corresponde, es una oportunidad para aprender a usar herramientas de trabajo remoto y armar guías de buenas prácticas que nos servirán más allá de esta pandemia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.